www.elboletin.com
Edición testing    8 de julio de 2020

Julius Baer

Dividendos

Los banqueros, cada vez más críticos en público contra la prohibición de pagar dividendos.

Cuando el Banco Central Europeo (BCE) decidió prohibir a los bancos pagar dividendos mientras durase la pandemia, las entidades acataron la decisión prácticamente sin rechistar. Sin embargo, según han ido avanzando las semanas, y con las cotizaciones en bolsa bajo una fuerte presión, cada vez son más las voces críticas contra esta prohibición, e incluso algunos analistas han saltado a la palestra para apoyarlos.

Deuda Pública

Las emisiones de deuda pública se disparan hasta récord por la pandemia de coronavirus.

La pandemia del coronavirus y las consiguientes medidas de reactivación de la economía obligarán a los gobiernos de todo el mundo a inundar el mercado de deuda. Teniendo en cuenta que la economía mundial partía ya de un endeudamiento muy alto, existe cierta inquietud en los mercados en si la crisis sanitaria acabará desembocando en una crisis de deuda. Las claves para evitarlo: controlar los tipos de refinanciación.

Unión Europea

El marco institucional europeo “pone en peligro constantemente la sostenibilidad de la moneda única”, señala Julius Baer.

El polémico fallo del Tribunal Constitucional alemán sobre las compras de bonos soberanos del Banco Central Europeo (BCE) ha creado un nuevo foco de incertidumbre en la eurozona en un momento en que la pandemia del coronavirus ha hundido a la economía del Viejo Continente y todavía no se sabe dónde estará el suelo ni cuándo llegará la recuperación. En ese sentido, algunas voces piden un ambicioso cambio en el marco legal: el BCE no debería ‘trampear’ la legalidad, sino que la legalidad misma debería adaptarse a la nueva realidad.

Renta Fija

Los emisores del sector de la energía son los principales componentes del mercado de bonos basura estadounidense.

El manguerazo de la Reserva Federal, de 750.000 millones de dólares en deuda corporativa, podría ser insuficiente para frenar la ola de impagos con la que amenaza el segmento de bonos basura estadounidenses. Al parón económico por la lucha contra el coronavirus Covid-19 se ha unido la presión sobre los precios del petróleo, preparando una tormenta perfecta de defaults teniendo en cuenta el elevado peso del sector de la energía en la deuda de alto rendimiento.

Bolsa

“Las medidas de contención para frenar la curva del virus Covid-19 han hundido las economías desarrolladas en una recesión inevitable”, señala Julius Baer.

La crisis desatada en los mercados mundiales por la rápida propagación del coronavirus se ha traducido en desplome tras desplome de los principales indicadores bursátiles. Hoy el Ibex 35 se hundía más de un 10% a media tarde, mientras que en Wall Street han vuelto a saltar los interruptores automáticos para suspender temporalmente la sesión por la brusquedad de las caídas. La situación es tan extrema que algunos expertos plantean incluso un cierre de los mercados.

Coronavirus

Recomienda evitar el sector de lujo y compañías aéreas por la mayor exposición al coronavirus.

Julius Baer prevé que la epidemia del coronavirus reste entre 0,5 puntos y 2 puntos porcentuales el PIB de China para 2020, si sigue incrementando el número de afectados, aunque confía en las inversiones en ese mercado "estratégico" y recomienda sobreponderarlo en las carteras.

Startup

“El actual frenesí de startup refleja la burbuja de las punto.com entre 1998 y 2000”, avisa Julius Baer.

Uno de los principales riesgos de una política de tipos bajos es la creación de burbujas, y el actual escenario en el que las tasas de interés se han situado incluso por debajo del umbral del 0% no es la excepción. En ese sentido, algunos expertos comienzan a encontrar inquietantes paralelismos entre las pujantes startups y lo que ocurrió hace 20 años con las denominadas puntocom.

Bancos centrales

La Reserva Federal comienza a comprar deuda para aumentar las reservas bancarias y que no haya más sustos en el mercado monetario.

La Reserva Federal ha reiniciado esta misma semana las compras de deuda, una acción que los hombres de Jerome Powell se han cansado en reiterar que no supone una nueva expansión cuantitativa (QE), sino que solo está destinada a aumentar las reservas de la banca, y que llega en un momento en que, tras el susto de septiembre, la calma no acaba de llegar a los mercados monetarios.

Materias primas

China y EEUU vuelven a sentarse a negociar tras la escalada de tensión y los rumores y desmentidos de los últimos días.

China y EEUU se ven las caras de nuevo hoy en un escenario en el que los mercados no tienen indicios claros de si puede esperarse un acuerdo de mínimos o por el contrario ambas partes darán un portazo a cualquier esperanza de deshielo. La respuesta a esta incertidumbre ha vuelto a ser una subida del oro, que se sitúa de nuevo por encima de los 1.500 dólares la onza, a la espera de ver qué ocurre entre las dos mayores potencias del mundo.

Monedas digitales

Los expertos comienzan a poner en duda que Facebook sea capaz de poner en marcha su critomoneda para junio de 2020.

La intención de Facebook de que su criptomoneda Libra sea una realidad en la primera mitad de 2020 podría ser “demasiado ambiciosa”, según empiezan a considerar los expertos. A las trabas regulatorias que varios países están poniendo al proyecto se suma ahora la posibilidad de que algunos de sus grandes socios financieros, como Visa o Mastercard, estén planteándose abandonar.

Materias primas

Más de la mitad de la demanda de plata está relacionada con aplicaciones industriales, pero el metal se dispara un 25% desde el inicio del verano pese a la amenaza de la guerra comercial.

Los metales preciosos están de enhorabuena en los mercados internacionales. El miedo a una recesión global por la guerra comercial entre EEUU y China y la acción de los bancos centrales llevando a buena parte de los bonos soberanos desarrollados a terreno negativo les han convertido en la opción ‘menos mala’ para los inversores y los resultados son visibles: el oro se encuentra en máximos de seis años, si bien es la plata la que más está brillando en las últimas semanas.

Mercados

Incertidumbre total en los mercados: los analistas se mueven desde llamamientos a no perder la calma hasta vaticinios de una recesión a la vuelta de la esquina.

La volatilidad se ha adueñado de los mercados ante la escalada de la guerra comercial entre China y EEUU, que amenaza con hacer descarrilar el crecimiento económico mundial mientras en Reino Unido se acerca a la fecha límite del Brexit sin ningún acuerdo en perspectiva. Aunque los bancos centrales han comenzado a tomar cartas en el asunto con recortes de tipos y nuevas medidas de estímulo, los inversores aguantan la respiración a la espera de la cumbre de Jackson Hole.

Renta Fija

Los bonos basura en circulación superan los 1,23 billones de dólares, más que duplicando el nivel de hace una década.

Los últimos movimientos de los bancos centrales –con mención especial al Banco Central Europeo (BCE)- han disparado el universo de deuda con rentabilidades negativas hasta cifras nunca imaginadas. Como resultado, los inversores, siempre ávidos de rendimientos, han vuelto su vista hacia los bonos basura, que duplican ya el montante en circulación que había hace una década.

Deuda Pública

Moody’s, la única gran agencia que por el momento no da el ‘notable’ a España, revisará el rating soberano español el 24 de mayo.

La deuda pública de España se encuentra a un solo paso de lograr un ‘notable’ generalizado de las agencias de rating, pero todavía no lo tiene. Eso hace que los analistas hayan fijado su vista en los títulos del Tesoro español como un activo que ofrece unos rendimientos atractivos respecto a su perfil de riesgo, si bien la situación podría no durar mucho: el 24 de mayo es la fecha que ha fijado Moody’s para revisar la nota del país.

Renta Fija

A pesar de la avalancha de emisiones de bonos corporativos, el BCE apenas está reinvirtiendo la deuda que va venciendo.

Con el cierre de 2018, el Banco Central Europeo (BCE) dejó de comprar deuda nueva en los mercados de renta fija, poniendo fin a unos años en los que se convirtió en el tutor de los mercados. El movimiento estaba previsto desde hacía meses, pero con lo que no contaban los mercados era con que los hombres de Draghi se tomasen tan pocas prisas en reinvertir los bonos vencidos, especialmente los corporativos.