Bancos y analistas inician una ‘cruzada’ contra el veto del BCE a los dividendos

BCE Banco Central Europeo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Cuando el Banco Central Europeo (BCE) decidió prohibir a los bancos pagar dividendos mientras durase la pandemia, las entidades acataron la decisión prácticamente sin rechistar. Sin embargo, según han ido avanzando las semanas, y con las cotizaciones en bolsa bajo una fuerte presión, cada vez son más las voces críticas contra esta prohibición, e incluso algunos analistas han saltado a la palestra para apoyarlos.

La semana pasada, el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, ya criticaba que “la banca no puede ser la única industria que no puede pagar dividendo”. “Esa especie de café para todos no me gusta, tiene que haber una discriminación en función de la situación de cada entidad”, reflexionaba.

Y poco a poco se ha ido produciendo un goteo de declaraciones en la misma dirección. En el webinar ‘La banca ante el nuevo escenario’ organizado por Esade Alumni esta semana, el consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, apuntaba en unas declaraciones recogidas por El Periódico que “a mí lo que más me preocupa de estas recomendaciones es que son asimétricas respecto a otros sectores”. El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, reconoció que en un momento como el actual hay que “guardar” parte del capital, pero al mismo tiempo se debe atender a la demanda de los accionistas. “Una limitación a cero no se puede mantener. Hay que encontrar una solución entre el todo y nada”.

Incluso el histórico presidente de La Caixa y actualmente al frente de la fundación, Isidro Fainé, aprovechó ayer viernes su intervención en la Cumbre Empresarial organizada por la CEOE para criticar el veto a los dividendos. “Para poder hacer obra social hay que ganar dinero. No estoy de acuerdo con esta política que ahora está de moda de no pagar dividendos, nos hacen cotizar en bolsa y ahora nos quitan los dividendos”, reflexionó antes de añadir que muchos jubilados “necesitan estos dividendos para complementar su pensión”.

Y algunos analistas comienzan a darles la razón a los banqueros. “Los bancos son parte de la solución a la crisis del coronavirus, no parte del problema, como argumentamos al principio de la crisis”, señala Yves Bonzon, cio de Julius Baer. En este contexto, “algunos miembros del Parlamento Europeo han pedido una prohibición explícita de los pagos de dividendos, pagos de cupones de la deuda AT1 y compensación variable, es decir, los bonus”.

“Observamos un nivel creciente de intervención gubernamental en la economía durante la crisis y en la reapertura”, critica el experto del banco suizo. “El apoyo específico de empresas e industrias seleccionadas contradice nuestra comprensión de una economía abierta. Dicho esto, confiamos en que el sentido común regirá contra la interferencia directa en las políticas de remuneración bancaria y la prohibición discrecional de pagar a los inversores por el riesgo que están asumiendo”. “Esperamos que los bancos de la eurozona paguen los cupones de la deuda AT1 y reanuden los pagos de dividendos después del 1 de octubre de 2020”.

También los analistas de los analistas de BofA Global Research avisaban ya el pasado mes de mayo del riesgo de que “las prohibiciones pasen a formar parte de la política general”, ya que a su juicio “sería agravar las dificultades que se avecinan”.

“Dejar a los bancos sin dividendos durante un tiempo prolongado aseguraría que los proveedores de capital buscaran salir”, avisan. “Para un sector con un billón de euros de capital comprometido, esto sería un verdadero lastre. Las acciones son la base de todas las demás cosas que hacen los bancos y creemos que la estructura actual – mantener la deuda barata, hacer el capital muy caro – resultará insostenible”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA