¿Pueden llegar a tener que cerrar las bolsas para frenar la sangría?

Wall Street
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La crisis desatada en los mercados mundiales por la rápida propagación del coronavirus se ha traducido en desplome tras desplome de los principales indicadores bursátiles. Hoy el Ibex 35 se hundía más de un 10% a media tarde, mientras que en Wall Street han vuelto a saltar los interruptores automáticos para suspender temporalmente la sesión por la brusquedad de las caídas. La situación es tan extrema que algunos expertos plantean incluso un cierre de los mercados.

“Podría haber un cierre global de los mercados financieros en unas pocas semanas, para que reabran una vez que la epidemia esté bajo control”, señala Yves Bonzon, CIO de Julius Baer. “La situación es tan extrema que ni siquiera ese escenario se puede descartar”. El experto del banco suizo comenta también que el “oro no ha funcionado como valor refugio”, pero que se mantienen abiertos a la tenencia de oro, “preferiblemente de forma física”.

Para Bonzon, “las decisiones tomadas por los gobiernos americanos y europeos se encadenan a un ritmo frenético”, teniendo en cuenta que “las medidas de contención para frenar la curva del virus Covid-19 han hundido las economías desarrolladas en una recesión inevitable”. “Incluso durante la segunda guerra mundial las fabricas no cerraron y las tiendas permanecieron abiertas, por lo menos parcialmente”, recuerda este experto, para dar una mejor imagen de la magnitud del parón económico.

En su opinión, “el shock externo del Covid-19 resulta mucho más contagioso para la economía global, especialmente por las medidas administrativas que los gobiernos tienen que tomar para impedir que los sistemas de salud colapsen”.

Según Bonzon, una respuesta sería una Teoría Monetaria Moderna (Modern Monetary Theory) que haría que las políticas fiscales actúen de acuerdo con las medidas monetarias.