Olvídate de Musk, el principal riesgo para el bitcoin es China

China

Gran Muralla China

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La cotización del bitcoin ha estado desde su nacimiento marcada por la volatilidad, pero en los últimos meses se ha convertido en una auténtica montaña rusa, pasando de alcanzar nuevos máximos cerca de los 65.000 dólares a poner en riesgo los 30.000 dólares. Unos vaivenes en los que ha tenido mucho que ver Elon Musk y su uso de Twitter. Pero los expertos advierten: el gran riesgo para la popular criptomoneda es China.

Rara es la semana que Elon Musk no agita el mercado de criptodivisas. Su decisión de permitir que Tesla aceptase el bitcoin como medio de pagó alimentó el rally de la moneda, que tuvo su punto álgido en abril. Recientemente, sin embargo, sus dudas sobre la sostenibilidad en la minería del bitcoin ha generado el efecto contrario.

Sin embargo, al tiempo que el polémico millonario suele llevarse los titulares, la principal fuente de debilidad para el bitcoin es el celo regulador de China. El gigante asiático está prohibiendo a sus instituciones financieras y empresas de pago la prestación de servicios de criptodivisas, como el comercio, la compensación y la liquidación, en lo que solo es el último de una serie de movimientos para poner coto a estos activos.

“Es probable que un factor determinante para la decisión de China [sobre el bitcoin] sea su fuerte impulso hacia una solución de moneda digital del banco central”, señala Alexander Ruchti, analista de investigación de Julius Baer.

En primer lugar, recuerda el experto, “China ya tiene una penetración muy alta de los pagos digitales, con dos plataformas de pago dominantes ofrecidas por dos gigantes tecnológicos”. Según algunas estimaciones, cuatro de cada cinco transacciones se procesan a través de estos canales. “Hacer que la población cambie de una forma de pago digital a otra es mucho más fácil que conseguir que una sociedad centrada en el efectivo adopte los pagos digitales”, explica Ruchti.

Pros y contras de China

En segundo lugar, “desde la perspectiva de China, los aspectos positivos superan a los negativos”:

En el lado positivo, “las monedas digitales de los bancos centrales (CBDC) tienen una serie de beneficios económicos (por ejemplo, mayor velocidad de procesamiento y menores costes de transacción), beneficios de aplicación legal (por ejemplo, contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo), beneficios para la salud (el Covid-19 puede sobrevivir durante algún tiempo en superficies físicas como los billetes), y beneficios potenciales de poder del banco central (por ejemplo, llevar a cabo la renta básica universal, o aplicar el interés negativo)”. En el lado negativo, dado que cada transacción realizada con una moneda de este tipo dejará una huella digital, existen preocupaciones legítimas sobre la salvaguarda de la privacidad”.

Para el experto del banco suizo, “desde una perspectiva cultural e histórica, prevemos que China se centrará principalmente en los aspectos positivos y se preocupará menos por los negativos”.

Otro factor a tener en cuenta es que China es una de las primeras grandes naciones que se “esfuerza seriamente” en el desarrollo de su propia moneda digital. No solo comenzó la planificación hace ya seis años, sino que “encaja en la agenda del partido comunista, especialmente en relación con la llamada ‘nueva infraestructura’”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA