www.elboletin.com
Edición testing    28 de marzo de 2020

ABN Amro

Deuda Pública

ABN Amro estima que las primas de riesgo seguirán elevadas durante los próximos meses pese a la acción del BCE.

Tras unas semanas de incertidumbre, los gobiernos de ambos lados del Atlántico empiezan a poner toda la carne en el asador para dar respuesta económica al parón de actividad que ha provocado la lucha contra la propagación del coronavirus. Las medidas puestas sobre la mesa suponen ya una emisión extra de deuda pública de más de un billón de euros y la cifra todavía va a crecer aún más. No obstante, los analistas confían en que la acción de los bancos centrales mantenga bajos los rendimientos.

Macroeconomía

“No creemos que el virus vaya a descarrilar completamente el crecimiento global en 2020”, considera Natixis.

Tras unas semanas de relativa calma, la propagación del coronavirus fuera de China ha sembrado el pánico en los mercados mundiales, ante el temor de un descarrilamiento de la economía. No obstante, los analistas consideran que, pese a que evidentemente habrá un impacto en la actividad, en general las principales economías lograrán salir del bache sin excesivas magulladuras, con algunas excepciones.

Cambio climático

Los analistas de ABN Amor esperan que el mercado de bonos verdes soberanos se triplique y el de bonos verdes corporativos se duplique en los próximos cuatro años.

Europa ha establecido una ambiciosa agenda para la política climática y energética de los próximos años que requerirá unas inversiones de hasta 460.000 millones de euros. Y una de las claves para alcanzar las metas fijadas pasa por un ‘boom’ de los bonos verdes: de acuerdo con los cálculos de ABN Amro, el mercado de bonos verdes corporativos podría duplicarse en los próximos cuatro años, mientras que en caso de la deuda soberana verde se triplicaría.

Bancos centrales

La nueva ronda de compra de activos del BCE se enfoca esta vez más hacia el sector privado, si bien la deuda pública sigue ocupando la primera posición.

El pasado mes de septiembre, todavía con Mario Draghi al frente, el Banco Central Europeo (BCE) anunciaba el reinicio a partir de noviembre del programa de compras de bonos, a razón de 20.000 millones de euros al mes. La institución, sin embargo, parece tener prisa por dejar su huella en el mercado: en las primeras tres semanas ya ha alcanzado la cifra prevista para todo el mes.

Mercado laboral

“Esperamos que el crecimiento salarial siga disminuyendo gradualmente en los próximos trimestres” señala la economista de ABN Amor Aline Schuiling.

Los síntomas de una desaceleración económica comienzan a dejarse notar en los bolsillos de los europeos. Cuando apenas hace una década desde la última crisis económica y los sueldos de muchos ciudadanos todavía no han alcanzado los niveles previos, los expertos empiezan a avisar de que estos salarios podrían estar cerca de haber tocado techo.

Bancos europeos

Las acciones del banco holandés ABN Amro se desploman un 10% en la bolsa de Ámsterdam.

Nuevo escándalo en la banca europea por un supuesto caso de lavado de dinero después de que la entidad holandesa ABN Amro haya reconocido que se encuentra bajo investigación en su país por presuntos fallos en el control de transacciones sospechosas.

Bancos centrales

Los expertos esperan que el BCE prepare el terreno para nuevos recortes de tipos en septiembre, con medidas paliativas para la banca.

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) celebra hoy una reunión de política monetaria en la que se espera que la institución deje todo preparado para un nuevo recorte de tipos en septiembre, en el que se ahondaría en el tipo de depósito negativo. Esta situación podría añadir más presión sobre unos bancos que se han lamentado amargamente de la situación, por lo que cada vez más los expertos esperan que los hombres de Draghi introduzcan alguna medida paliativa.

Bancos centrales

Los analistas aclaran que se trata de una opción remota que solo llegará si la economía empeora mucho.

¿Y si el Banco Central Europeo (BCE) diese un paso más y no se limitase a adquirir bonos, sino que también comprase acciones? Las últimas intervenciones de Mario Draghi abriendo la puerta al regreso del programa de compra de activos han vuelto a alimentar uno de los rumores más recurrentes en los mercados durante los últimos años. No obstante, los analistas aclaran que a día de hoy se trata de una opción remota.

Bancos centrales

Los expertos anticipan un recorte de tipos del BCE en septiembre y un nuevo programa de compra de bonos a finales de año.

Los días de Mario Draghi al frente del Banco Central Europeo (BCE) llegan a su fin, pero el banquero central italiano aún no ha dicho su última palabra, según consideran los analistas, que apuestan por que la institución baje tipos antes del desembarco de Christine Lagarde; movimiento que a su vez servirá de anticipo para un nuevo programa de compra de bonos.

Bancos centrales

Los analistas de ABN Amro auguran dos recortes en el tipo de depósito entre este año y principios del que viene.

El 31 de octubre el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dejará su cargo en manos de Christine Lagarde, en un relevo que el mercado no espera que sea nada traumático. El banquero italiano había dejado bien atada por un tiempo su política monetaria ultra-acomodaticia, y en todo caso la elección de la política francesa parece una apuesta clara para continuar con el rumbo fijado. La pregunta que se hacen los expertos es más bien: ¿hasta dónde pueden llegar los tipos negativos?

Empleo

“Tanto la caída del paro como el aumento de los salarios se han desacelerado significativamente desde mediados de 2018”, señala Aline Schuiling, analista de ABN Amro.

Ha pasado más de una década desde el estallido de la crisis y los trabajadores europeos siguen pagando en sus carnes los efectos de la misma. A pesar de que los salarios están subiendo, y la tasa de paro está cayendo, no son pocos los que aún esperan a que queden atrás las ‘vacas flacas’ en sus nóminas. Este escenario tendrá que esperar: los expertos avisan de que el crecimiento de los salarios se está desacelerando y el desempleo volverá a subir.

Renta Fija

El mercado mundial de deuda registra su mayor entrada de dinero en cuatro años mientras las rentabilidades de los bonos soberanos se hunden a mínimos.

La guerra comercial, el Brexit, la desaceleración económica mundial… casi día a día los inversores reciben noticias que ponen sus nervios a prueba. El resultado: mientras la bolsa sufre esta incertidumbre, en la renta fija no deja de entrar dinero, disparando los precios y hundiendo las rentabilidades de unos bonos ya de por sí afectados por el escenario de bajos tipos.

Bancos centrales

El mercado espera ansioso a que Draghi ofrezca más detalles sobre los términos de las nuevas subastas de liquidez barata para la banca (TLTRO).

En su reunión de marzo, el Banco Central Europeo (BCE) anunció que a partir de septiembre volverían las subastas de liquidez barata para la banca -denominadas ‘targeted longer-term refinancing operations’ o TLTRO-, pero tres meses después no se conoce ningún detalle de cómo se implementarán. Esto bien podría cambiar hoy mismo tras la cita que el Consejo de Gobierno celebra en Vilna (Lituania) y en la que se espera que Mario Draghi arroje algo de luz sobre los términos de estos préstamos.

Macroeconomía

El BCE publicará el jueves sus previsiones económicas para la eurozona, las primeras tras conocerse un crecimiento del 0,4% en el primer trimestre.

Los bancos centrales vuelven a escena. Este jueves las miradas se dirigirán a Vilna (Lituania), donde se reúne el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE). Más allá de los anuncios de política monetaria, la reunión de junio vendrá acompañada de las previsiones macroeconómicas del ‘staff’, las primeras de una institución oficial desde que salieron a la luz las cifras del PIB del primer trimestre. En esa ocasión hubo una sorpresa positiva, pero los analistas consideran que fue más bien un espejismo y abren la puerta incluso a nuevos recortes.

Renta Fija

El miedo a la desaceleración económica lleva a los inversores a buscar refugio en los bonos soberanos, aunque los expertos descartan una recesión de momento.

La semana pasada, el Tesoro alemán colocó bonos a diez años con rentabilidades negativas por primera vez desde 2016. Lo que hace tanto tiempo era una rareza, hoy supone casi una nueva normalidad si se tiene en cuenta que hasta un 47% de la deuda soberana de la eurozona se encuentra en esta situación, entre el temor de los inversores por los síntomas de desaceleración de la economía.