Los reguladores aprietan el acelerador en las multas por lavado de dinero

Euro lavado

Lavado de dinero

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los reguladores globales elevan el ritmo de sanciones a las empresas por fallos en la lucha contra el lavado de dinero, particularmente en Reino Unido y la Unión Europea, al tiempo que los organismos de control aumentan la presión sobre la industria financiera para que endurezca sus protocolos.

Según publica Financial Times, la consultora Kroll calcula que las autoridades impusieron casi mil millones de dólares (994 millones de dólares) en multas por lavado de dinero durante los primeros seis meses de 2021. La cifra, que se dividió en 17 acciones, está en camino de igualar los 2.200 millones de dólares de 2020, que supusieron multiplicar por cinco los 444 millones de 2019.

“Las investigaciones no se detuvieron por el covid-19”, señala al diario británico Claire Simm, directora de cumplimiento y regulación de servicios financieros de Kroll. “El valor de las multas ha aumentado a medida que los reguladores imponen sanciones más severas, y continúan enviando el mensaje de que, a pesar de los obstáculos, la aplicación sigue siendo una prioridad”.

Las multas se relacionan principalmente con deficiencias en la gestión para prevenir el lavado de dinero o el monitoreo inadecuado de actividades sospechosas. Además, los reguladores están recurriendo a castigos más duros e incluso a procesos penales para aquellos que consideran que se han quedado cortos tras años de advertencias.

En marzo, la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido (FCA) lanzó su primer intento de enjuiciamiento por fallas contra el lavado contra NatWest, que no pudo monitorear adecuadamente las acciones de un comerciante de oro con sede en Bradford. Los tribunales pueden imponer multas ilimitadas en casos penales.

En Alemania, el regulador nacional BaFin ha reprendido dos veces a N26 por fallos en sus controles y este año se instaló un supervisor especial.

Sin embargo, más de la mitad de las multas en 2021 se han producido solo en Países Bajos. Esto se debe en gran parte a ABN Amro, que llegó a un acuerdo de 480 millones de euros con los fiscales tras ser acusado de violar las leyes contra el lavado de dinero “durante varios años y de forma estructural”.

Por otra parte, el nuevo director ejecutivo de UBS, Ralph Hamers, podría enfrentarse a una investigación judicial sobre su papel en un escándalo de lavado de dinero de 775 millones de euros a partir de 2018, cuando dirigía el banco ING, con sede en Ámsterdam.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA