www.elboletin.com
Edición testing    9 de diciembre de 2019

Mario Draghi

Bancos centrales

La nueva ronda de compra de activos del BCE se enfoca esta vez más hacia el sector privado, si bien la deuda pública sigue ocupando la primera posición.

El pasado mes de septiembre, todavía con Mario Draghi al frente, el Banco Central Europeo (BCE) anunciaba el reinicio a partir de noviembre del programa de compras de bonos, a razón de 20.000 millones de euros al mes. La institución, sin embargo, parece tener prisa por dejar su huella en el mercado: en las primeras tres semanas ya ha alcanzado la cifra prevista para todo el mes.

Bancos centrales

La deuda empresarial y las cédulas ganan peso en el nuevo programa de compra de activos del BCE en detrimento de la deuda pública.

Con la llegada del mes de noviembre, el Banco Central Europeo (BCE) reinició su programa de compra de activos (APP por sus siglas en inglés) y las primeras cifras ya muestran que no es exactamente igual que el anterior. La institución ahora presidida por Christine Lagarde ha apostado más por las cédulas hipotecarias y por los bonos corporativos, mientras que la deuda pública ha perdido peso, aunque sigue siendo la gran beneficiada.

Bancos centrales

“Si hay algo de lo que estoy orgulloso es de que siempre hemos cumplido nuestro mandato”, hace balance Draghi.

La última reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) con Mario Draghi al frente no ha traído consigo ningún cambio en la política monetaria, tal y como se esperaba. Tras la batería de medidas de septiembre, el banquero italiano ha quitado hierro a las críticas internas que han surgido en la institución en las últimas semanas y ha avisado de que “el mayor riesgo” sigue siendo una recesión económica.

Bancos centrales

El Consejo de Gobierno del BCE celebra la última reunión con Mario Draghi al frente sin que el mercado espere anuncios relevantes.

Llega el fin de una era. Tras ocho años tumultuosos, Mario Draghi afronta su última reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) antes de que la francesa Christine Lagarde acceda a la presidencia. El mercado no espera anuncios relevantes en esta cita, marcada no solo por el relevo en el timón, sino también por la fuerte división interna en la institución.

Bancos centrales

“No es la primera vez en la historia del BCE que ha habido voces disidentes en el Consejo de Gobierno, pero rara vez han sido tan fuertes y persistentes como lo son ahora”, señala ING.

El próximo jueves 24 de octubre el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) celebrará una nueva reunión de política monetaria en Frankfurt. No será una cita más sino la última con Mario Draghi al frente antes de que Christine Lagarde tome el relevo como presidenta de la institución el 1 de noviembre. La francesa hereda un BCE más dividido que nunca ante la última ronda de estímulos para la economía.

Bancos centrales

La francesa muestra su “sincero agradecimiento a los líderes europeos” y califica de “honor” suceder a Mario Draghi.

Los líderes de la Unión Europea han formalizado este viernes el nombramiento de Christine Lagarde como nueva presidenta del Banco Central Europeo (BCE), cargo que ocupará durante los próximos ocho años a partir del próximo 1 de noviembre.

Bancos centrales

Draghi abandona la presidencia del BCE con la mayor división en el Consejo de Gobierno de sus ocho años de mandato.

La introducción del programa de compra de bonos y del sistema escalonado de tipos de interés fueron las medidas aprobadas por el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) que generaron una mayor división entre los responsables de política monetaria, si bien todos estuvieron de acuerdo en que eran necesarias algunas medidas de estímulo.

Bancos centrales

Los últimos datos de créditos y depósitos de la eurozona sugieren que por ahora el mecanismo de transmisión monetaria sigue funcionando.

El pasado mes de septiembre el Banco Central Europeo (BCE) acometió un nuevo recorte de tipos con el que, junto al reinicio del programa de compra de bonos, los hombres de Mario Draghi intentan reactivar la economía. Sin embargo los analistas comienzan a plantearse cuánto margen le queda a la institución para ahondar en esa línea. El temor es que se alcance el temido ‘tipo de reversión’, aquel en el que los efectos negativos sean superiores a los positivos.

Bancos centrales

Elga Bartsch, Claudia Buch e Isabel Schnabel, las tres principales favoritas para suceder a Sabine Lautenschläger en el Comité Ejecutivo del BCE.

La semana pasada la alemana Sabine Lautenschläger provocó un terremoto en el seno del Banco Central Europeo (BCE) al presentar de manera inesperada la renuncia a su puesto en la institución tras reactivarse las compras de bonos. En plena desaceleración económica y coincidiendo con la transición en la presidencia de Mario Draghi a Christine Lagarde, la duda ahora es quién será el elegido o elegida del Gobierno de Angela Merkel para ocupar el puesto.

Bancos centrales

La economista alemana presenta su renuncia cuando quedaban más de dos años para que finalizase su mandato.

Tormenta en el seno del Banco Central Europeo (BCE) en plena recta final del mandato de Mario Draghi. Sabine Lautenschläger, funcionaria alemana de mayor rango en la institución, ha presentado de manera inesperada su renuncia apenas una semana después de que el responsable de política monetaria anunciase el reinicio del programa de compra de bonos.

Política monetaria

El BCE rebaja la tasa que cobra a los bancos al -0,50%, pero introduce un nuevo sistema de "dos niveles" que reducirá la presión al sector.

El Banco Central Europeo (BCE) ha desplegado nueva artillería para impulsar el crecimiento en la eurozona. La autoridad monetaria ha reducido la facilidad de depósito, la tasa que cobra a los bancos comerciales por guardar sus depósitos, en diez puntos básicos, hasta un mínimo histórico del -0,5%, con el objetivo de alentar a las entidades a prestar dinero a consumidores y empresas.

Bancos centrales

El mercado espera un recorte de diez puntos en el tipo de depósito y el anuncio de un nuevo programa de compra de activos.

En justo dos semanas –el 12 de septiembre- el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) celebrará su esperada reunión de política monetaria. Hace solo unos días el vicepresidente Luis de Guindos avisaba de que las decisiones de la institución no dependen de las expectativas de los mercados, por lo que no es descartable que los hombres de Draghi puedan sorprender con unas medidas diferentes a las anticipadas.

Bancos centrales

El BCE implanta un objetivo de inflación “simétrico” y estudiará medidas para paliar los efectos de los tipos negativos en la banca.

En su reunión de hoy, el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido de momento mantener los tipos de interés, aunque allanando el camino para después del verano acometer futuros recortes y nuevas compras de activos. No obstante, durante su comparecencia, el presidente Mario Draghi ha aclarado que en la cita de hoy no se ha discutido ningún recorte y que, de cara al futuro, la institución estudiará medidas para “paliar” los efectos que los tipos negativos tienen sobre los márgenes de la banca.

Bancos centrales

Los expertos esperan que el BCE prepare el terreno para nuevos recortes de tipos en septiembre, con medidas paliativas para la banca.

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) celebra hoy una reunión de política monetaria en la que se espera que la institución deje todo preparado para un nuevo recorte de tipos en septiembre, en el que se ahondaría en el tipo de depósito negativo. Esta situación podría añadir más presión sobre unos bancos que se han lamentado amargamente de la situación, por lo que cada vez más los expertos esperan que los hombres de Draghi introduzcan alguna medida paliativa.

Bancos centrales

La medida “contribuiría a un mayor anclaje de las expectativas de tipos de interés ‘más bajos por más tiempo’”, avisa Antoine Bouvet, estratega senior de tipos de ING.

A pesar de toda la batería de medidas puestas sobre la mesa, el Banco Central Europeo (BCE) se ha mostrado incapaz en los últimos años de cumplir su objetivo de inflación, que pasa por una tasa ‘justo por debajo del 2%’. La solución podría ser tan sencilla como cambiar el objetivo mismo, una medida que los hombres de Mario Draghi estarían estudiando y que tendría efectos “significativos” en los mercados.