La mano derecha de Draghi asegura que el BCE se equivoca al subir tipos

La presidenta del BCE, Christine Lagarde

La presidenta del BCE, Christine Lagarde

Francesco Giavazzi, el asesor económico más cercano al primer ministro italiano, Mario Draghi, considera que el BCE se está equivocando al subir tipos de interés para contener el aumento de precios.

“El aumento de diferenciales y la subida de los tipos de interés reducirán la demanda privada, aunque esto ocurrirá en unos meses, no de inmediato”, ha advertido Giavazzi en un evento en Roma esta semana. “El BCE está subiendo los tipos para responder al aumento de la inflación con el instrumento equivocado. No tenemos una inflación procedente de la demanda como en EEUU, sino una inflación ligada a los precios del gas”, añadió.

Draghi, que ocupa el cargo de primer ministro italiano desde febrero del año pasado, ha advertido de que no hay que reaccionar de forma exagerada ante una inflación récord, mientras su sucesora en el BCE, Christine Lagarde, se embarca en el primer ciclo de subidas de tipos del banco en más de una década.

AUMENTO DE LA PRIMA DE RIESGO

Los anuncios de la semana pasada del BCE, que prevé subir en 25 puntos porcentuales los tipos de interés de referencia en julio, han disparado los rendimientos de la deuda de los países del sur de Europa, especialmente Italia, cuya prima de riesgo tocó ayer los 250 puntos básicos, un umbral considerado como “zona de peligro” por parte de los analistas.

Para contener la situación, el consejo de gobierno del BCE se ha reunido este miércoles de urgencia y ha reiterado su compromiso para actuar contra los riesgos de fragmentación. En este sentido, ha decidido aplicar flexibilidad en la reinversión de los reembolsos vencidos en la cartera del PEPP, con el fin de preservar el funcionamiento del mecanismo de transmisión de la política monetaria, una condición previa para que el BCE pueda cumplir con su mandato de estabilidad de precios.

Además, ha optado por encomendar a los Comités del Eurosistema pertinentes, junto con los servicios del BCE, “que aceleren la finalización del diseño de un nuevo instrumento antifragmentación para su examen por el Consejo de Gobierno”.

EL BCE NO TIENE LOS INSTRUMENTOS ADECUADOS

La mano derecha de Draghi también aseguró que el BCE no tiene los instrumentos adecuados para el tipo de inflación que se observa en Europa y que necesita más ayuda de los gobiernos de la zona del euro para contener el aumento de los precios.

Giavazzi dijo más tarde a Reuters que no tenía la intención de criticar al BCE, que “está usando el instrumento a su disposición para tratar de controlar los precios”, pero reiteró que era el instrumento equivocado en las circunstancias actuales y que desaceleraría la economía.

En cambio, “los gobiernos deberían imponer límites al precio del gas”, aseguró, siguiendo la línea defendida por el Ejecutivo italiano en la UE. En cualquier caso, Giavazzi matizó que hablaba a título personal y no en nombre de Roma.