Draghi no obtiene el apoyo de sus socios de Gobierno e Italia se ve abocada a unas nuevas elecciones

Mario Draghi, presidente del BCE

Mario Draghi

El Senado de Italia ha aprobado este miércoles una cuestión de confianza al primer ministro, Mario Draghi, quien había puesto como condición el respaldo de la cámara para continuar al frente del Ejecutivo, si bien es cierto que sus socios de Gobierno se han ausentado de la cita.

De este modo, Italia revive una situación semejante a la ocurrida la semana pasada, cuando Draghi sacó adelante una votación vital para su gobierno, aunque su aliado Movimiento 5 Estrellas (M5E) no acudió a la cita. Esto motivó al primer ministro a presentar su renuncia al cargo, que sin embargo fue desestimada por el presidente del país, Sergio Mattarella.

Este mismo miércoles, el jefe de Gobierno se había mostrado dispuesto a seguir al frente de sus funciones siempre y cuando se solucionasen las disputas en el seno de la coalición de gobierno. «Es necesario un Gobierno firme y cohesionado», ha manifestado Draghi, quien ha pedido el respaldo al Parlamento.

En esta ocasión, la confianza al primer ministro ha salido adelante con 95 votos a favor y 39 en contra, si bien es cierto que el resultado queda en segundo lugar debido a la ausencia en el hemiciclo de los tres principales partidos: Liga, Forza Italia y M5E, según la agencia AdnKronos.