Los despidos en CaixaBank y BBVA ponen en alerta a las plantillas de Liberbank y Unicaja

Liberbank

Liberbank. Autor: Jaime Pozas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

‘Cuando las barbas de tu vecino veas cortar…’ Las elevadas cifras de despidos que han puesto sobre la mesa BBVA y CaixaBank han puesto sobre aviso a los trabajadores de otras entidades, que temen ser los siguientes en pasar por un proceso similar. Es el caso de los empleados de Liberbank, entidad que ha aprobado una fusión con la andaluza Unicaja.

El anuncio del plan de recorte de personal en entidades como CaixaBank y BBVA pone de manifiesto que “la patronal quiere aprovechar los cambios en la situación del sector (acelerados en algunos casos por la pandemia) para abaratar sustancialmente el precio de los despidos y para dar una vuelta de tuerca más en la estrategia del miedo y las presiones como política de recursos humanos”, señala el sindicato CSI de Liberbank.

La situación ha contribuido, “lógicamente, a incrementar los temores y las incertidumbres entre las plantillas del sector, incluido, con mayor motivo, entre quienes trabajamos en Liberbank”, añade el sindicato, que acusa al banco de “utilizar todo tipo de ilegalidades (reconocidas así en reiteradas ocasiones por instancias como la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremos) para llevar a cabo su particular proceso de reconversión derivado de la privatización y saqueo de nuestras cajas”.

“Una vez que conocemos los intolerables propósitos de la patronal bancaria, esperamos que, por una vez, y que sirva de precedente, esta nueva ofensiva tenga enfrente desde un primer momento a todos los sindicatos del sector”.

Para CSI, “la situación ha de suponer un cambio radical en la estrategia del sindicalismo mayoritario en nuestro sector que, hasta ahora, fiándolo todo a una supuesta buena fe de la otra parte y a la posibilidad de entendimiento en la mesa de negociación, lleva muchos años sin convocar movilizaciones reales en defensa de nuestros derechos y nuestros puestos de trabajo, movilizaciones unitarias, constantes, mantenidas en el tiempo y con el compromiso de no traicionar el propósito de dichas movilizaciones como, lamentablemente, ocurrió en ocasiones anteriores”.

Liberbank y Unicaja contarán en conjunto con unos 10.000 trabajadores una vez que concluyan su integración. En las anteriores negociaciones que mantuvieron los mismos bancos, se barajó un recorte de entre 2.500 y 3.000 empleos, si bien desde entonces ambas entidades han adelgazado ligeramente sus plantillas, por lo que el recorte podría ser menor.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA