El Santander defiende la “prudencia” de la política de dividendo y descarta que el BCE le ponga coto

José Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander

José Antonio Álvarez, consejero delegado de Banco Santander. Autor: Banco Santander

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Una vez que el Banco Central Europeo (BCE) ha levantado a partir de septiembre el veto a los dividendos, Banco Santander ha reiterado su intención de repartir entre el 40% y el 50% de sus beneficios entre los accionistas. Así lo ha explicado hoy el consejero delegado del grupo, José Antonio Álvarez, que ha descartado que el supervisor “ponga problemas” a esta política.

“No creo que el BCE vaya a poner problemas al Santander en la política de dividendos”, ha señalado Álvarez en una comparecencia para presentar los resultados del primer semestre. El Santander se ha marcado el objetivo de un ‘payout’ de entre el 40% y el 50% en cuanto se levante la limitación, lo que a juicio del banquero es una política “prudente”.

El colchón de capital CET1 del Santander (12,11%) frente al capital mínimo exigido es ahora de 325 puntos básicos, en comparación con el colchón anterior a la pandemia, que era de 189 puntos básicos. En el último trimestre, el banco ha reservado el equivalente al 50% del beneficio ordinario de este trimestre para una posible remuneración a los accionistas.

El BCE anunció el pasado viernes que a partir de septiembre se levantará el veto a los dividendos, si bien avisó a las entidades de que “deben ser prudentes” y les pidió “no subestimar” el riesgo de pérdidas adicionales a medida que expiren las medidas de apoyo.

En su comparecencia, Álvarez se ha mostrado convencido asimismo de que el banco saldrá “muy bien” en los test de estrés a la banca europea que se publican este viernes. “Nuestro beneficio antes de provisiones es muy alto y permite absorber shocks muy fuertes”, ha destacado. “Soy optimista sobre que nuestro modelo de negocio y diversificación nos da una fortaleza” para superar esta prueba.

Por otro lado, el banquero no ha querido responder a si el Santander superará este año el beneficio de 2019, el anterior a la pandemia, aunque sí ha valorado que la tendencia actual es de “mejora sostenida”. “Esperamos economías más abiertas y que eso se materialice en ingresos”, ha explicado. La entidad, incluso, ha abierto la puerta a liberar algunas provisiones realizadas en el crédito a particulares ante la mejora de las perspectivas económicas.

Beneficios de Banco Santander

Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido de 3.675 millones de euros en el primer semestre de este año, frente a una pérdida de 10.798 millones de euros en el mismo periodo del ejercicio anterior, cuando el banco realizó una actualización sin efecto en caja del fondo de comercio y de los activos fiscales diferidos (DTAs).

Excluido el cargo neto por valor de 530 millones de euros por costes de reestructuración anunciado en el primer trimestre de 2021, el beneficio ordinario del primer semestre fue de 4.205 millones de euros, un 153% más que en el mismo periodo del año anterior. Es además,  el mayor beneficio ordinario del grupo en un primer semestre desde 2010.