El Santander anticipa un payout de hasta el 50% tras ganar 3.675 millones hasta junio

Ana Botín, presidenta de Banco Santander

Ana Botín, presidenta de Banco Santander. Autor: Banco Santander

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido de 3.675 millones de euros en el primer semestre de este año, frente a una pérdida de 10.798 millones de euros en el mismo periodo del ejercicio anterior, cuando el banco realizó una actualización sin efecto en caja del fondo de comercio y de los activos fiscales diferidos (DTAs).

Excluido el cargo neto por valor de 530 millones de euros por costes de reestructuración anunciado en el primer trimestre de 2021, el beneficio ordinario del primer semestre fue de 4.205 millones de euros, un 153% más que en el mismo periodo del año anterior.

Este es el mayor beneficio ordinario de Santander en un primer semestre desde 2010, según ha anunciado la entidad.

“Vamos en línea para superar el objetivo de rentabilidad para el año y mantenemos la intención de retomar una remuneración a los accionistas del 40-50% del beneficio ordinario”, ha subrayado la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, quien ha afirmado que la entidad sigue desempeñando un papel fundamental en la recuperación económica.

“En el segundo trimestre, obtuvimos buenos resultados una vez más, con un crecimiento del margen neto del 13% gracias a una evolución muy positiva en todas las geografías, sobre todo Estados Unidos y Reino Unido, y en todos los negocios”, ha señalado.

En concreto, el banco registró un beneficio atribuido de 2.067 millones de euros durante el segundo trimestre, lo que supone un aumento del 28,5% respecto al mismo periodo del año anterior.

“En un momento en el que nuestros clientes nos necesitan más que nunca, continuamos apoyándoles y así lo refleja otro aumento del volumen de créditos y depósitos en el trimestre”, ha señalado Botín.

El margen de intereses aumentó un 8% en el primer semestre tras registrar el mejor trimestre desde que empezó la pandemia, debido fundamentalmente a los volúmenes de crédito y depósitos y el menor coste de estos últimos. El crecimiento del margen de intereses fue especialmente fuerte en el Reino Unido (+29%), España (+10%) y Brasil (+10%).

Los ingresos por comisiones alcanzaron niveles anteriores a la pandemia (+8%), con crecimientos en productos y servicios de mayor valor añadido, sobre todo en Santander CIB y Wealth Management & Insurance. El incremento interanual de la facturación de tarjetas (+26%) y terminales puntos de venta o TPV (+54%) son reflejo de la recuperación, que también se vio en fondos de inversión (+18%). Como resultado, los ingresos totales aumentaron un 8%, hasta 22.695 millones, lo que, junto con el control de costes, contribuyó a aumentar el beneficio antes de provisiones (margen neto) un 13%, hasta 12.318 millones de euros. Los costes en términos reales (sin inflación) se mantuvieron planos gracias a la gestión para reducirlos, sobre todo en Europa.

Excluido el impacto de los tipos de cambio, los costes aumentaron un 3% debido al incremento general de la inflación en 2021 y las inversiones en tecnología. La ratio de eficiencia del grupo mejoró 159 puntos básicos, hasta el 45,7%, lo que sitúa al banco de nuevo entre las entidades globales más eficientes.

Mora y solvencia

La ratio de mora ha descendido cuatro puntos básicos en los últimos 12 meses, hasta el 3,22%, mientras que la ratio de cobertura alcanzó el 73%. El coste del crédito, es decir, lo que el banco provisiona en función de la pérdida esperada de la cartera, mejoró en 38 puntos básicos en los últimos doce meses, hasta el 0,94%, una cifra mejor de lo esperada gracias a las menores dotaciones, que se situaron en el primer semestre en 3.753 millones de euros, un 42% menos. El fondo total de provisiones acumuladas ascendió a 24.239 millones.

En cuanto a la solvencia, la ratio de capital CET1 aumentó 27 puntos básicos en los últimos 12 meses, hasta el 12,11%, y se mantiene por encima de su rango objetivo del 11-12%. En el trimestre, el banco generó 7 puntos básicos orgánicamente tras el aumentar el crédito y reservar 18 puntos básicos de capital, el equivalente al 50% del beneficio ordinario de este trimestre para una posible remuneración a los accionistas.

El banco seguirá reservando este nivel de capital a lo largo del año, dado que el consejo tiene como objetivo restablecer un payout del 40-50% del beneficio ordinario. El colchón de capital CET1 de Santander frente al capital mínimo exigido es ahora de 325 puntos básicos, en comparación con el colchón anterior a la pandemia, que era de 189 puntos básicos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA