El BCE levanta el veto a los dividendos pero recomienda a los bancos “prudencia”

    Banco Central Europeo BCE

    Sede del Banco Central Europeo (BCE)

    Share on linkedin
    Share on whatsapp
    Share on reddit
    Share on telegram
    Share on email

    Tal y como se esperaba, el Banco Central Europeo (BCE) ha decidido hoy no extender más allá de septiembre de 2021 su recomendación de que todos los bancos limiten los dividendos, según ha anunciado tras el cierre de los mercados la institución que preside Christine Lagarde. En cambio, los supervisores “evaluarán los planes de capital y distribución de cada banco como parte del proceso de supervisión regular”.

    En marzo de 2020, el BCE pidió a los bancos que no pagaran dividendos ni recompraran acciones con el objetivo de aumentar su capacidad para absorber pérdidas y respaldar los préstamos a hogares, pymes y empresas durante la pandemia del coronavirus. Una recomendación similar se repitió en julio, mientras que en diciembre se recomendó una limitación de los desembolsos.

    Sin embargo, “las últimas proyecciones macroeconómicas confirman el repunte económico y apuntan a una menor incertidumbre, lo que está mejorando la confiabilidad de las trayectorias de capital de los bancos”, señala el BCE. Como resultado, “es apropiado restablecer la práctica de supervisión anterior de discutir las trayectorias de capital y los planes de dividendo y recompra de acciones con cada banco en el contexto del ciclo normal de supervisión”.

    Eso sí, la institución recuerda a los bancos que “deben ser prudentes al decidir sobre dividendos y recompras de acciones, considerando cuidadosamente la sostenibilidad de su modelo de negocio”. “Tampoco deben subestimar el riesgo de que pérdidas adicionales puedan tener un impacto a medida que expiren las medidas de apoyo”.

    La recomendación sobre dividendos sigue siendo aplicable hasta el 30 de septiembre de 2021, lo que significa que las próximas decisiones de pago de dividendos “deberían tener lugar en el cuarto trimestre de 2021”.

    Por último, el supervisor único “también pide a los bancos que adopten un enfoque prudente y prospectivo al decidir sobre las políticas de remuneración”. “Como parte de su proceso de revisión supervisora, el BCE continuará evaluando las políticas de remuneración de los bancos y el impacto que dichas políticas pueden tener en la capacidad de un banco para mantener una base de capital sólida”.

    TE PODRÍA INTERESAR

    DEJA UNA RESPUESTA