Yolanda Díaz reafirma que no está a favor de subir el gasto militar y pide calma para los PGE

Yolanda Díaz y el director de la OIT presentan en Ginebra la guía para inclusión de las personas LGBTIQ+ en el mundo laboral / Foto: Ministerio de Trabajo

Yolanda Díaz

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha remarcado este lunes respeto a la opción de aumentar el gasto militar que su posición es «clarísima» y conocida, cuando en marzo ya evidenció que no estaba a favor y explicitó su apuesta por priorizar la inversión en sanidad, educación e investigación.

De esta forma, ha recalcado que también pide reflexión para abordar el debate de los Presupuestos Generales del Estado para 2023 con «serenidad», «calma» y la «tranquilidad necesaria».

«La posición creo que en esta materia es conocida. Es clarísima y la he expresado hace bastantes meses», ha reseñado la también titular de Trabajo en declaraciones a los medios a su llegada al acto ‘Un Ingreso Mínimo Vital orientado a la inclusión’, cuestionada sobre su posición de subir el presupuesto militar tras la Cumbre de la OTAN y la llamada del jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, a que Unidas Podemos reflexionara de cara a respaldar esta medida.

El 15 de marzo, Díaz subrayó que el espacio confederal tiene una «diferencia» con el PSOE al concebir que no es prioritario elevar el presupuesto en Defensa, aunque respetaba la posición de su socio de coalición.

«Creemos que lo prioritario es justamente incrementar los presupuestos de investigación, educación, sanidad y otras materias que son de especial interés en una crisis que sufrimos como consecuencia de la guerra», explicó entonces.

SUBIRATS, LA VOZ DISCORDANTE DENTRO DE UP

La semana pasada Unidas Podemos ya avanzó que su postura es no apoyar ese aumento de la partida armamentística. De esta forma, el ministro de Consumo y líder de IU, Alberto Garzón, ya dijo que era «evidente» que mantendrían su posición en esta materia tras la cumbre de la OTAN.

El pasado sábado advirtió a los socialistas de que la izquierda se equivocará «de forma muy gravosa» si asume el modelo de seguridad «reaccionario» y «conservador» de la derecha basado en «más armas y tanques», dado que los problemas de la mayoría social no se resolverán con más presupuesto militar.

«No se trata de maniqueísmo (…) se trata de saber en qué marco está cada uno y un gobierno y una política de la izquierda no puede comprar el marco de la derecha, porque en ese momento estamos condenándonos a la derrota, es así de sencillo», enfatizó Garzón.

La ministra de Derechos Sociales y líder de Podemos, Ione Belarra, dijo que España «no necesita más tanques ni armas» y aspira, de cara a la negociación de los próximos Presupuestos Generales, a convencer al PSOE al respecto y preguntó a su socio de dónde saldrá el dinero para mejoras sociales si se eleva el gasto militar.

La voz discordante dentro de Unidas Podemos fue el titular de Universidades y miembros de los comunes, Joan Subirats, quien opinó el pasado viernes que «está justificado» asumir más costes militares ante el aumento de las amenazas y riesgos internacionales que a su juicio conlleva la guerra de Ucrania.