Valores para hacer el agosto en Bolsa

ibex 35 mercados bolsa

Bolsa de Madrid. (Autor: Jaime Pozas)

El mes de agosto ha llegado. Tras unas intensas semanas marcadas por las presentaciones de resultados y las decisiones del BCE y la Fed, el Ibex 35 recupera cierta calma. El volumen de negociación, por ejemplo, se modera. Protagoniza la habitual caída propia de este periodo del verano. Esto no quiere decir que las oportunidades a la hora de invertir hayan desaparecido. Santander, Repsol o Bankinter, entre otros, protagonizan las recomendaciones de los analistas consultados por EL BOLETIN.

Para empezar agosto con buen pie Juan Enrique Cadiñanos, director de la Sucursal de España de Admirals, apuesta por los bancos. En concreto, por Santander, BBVA y Bankinter. Según señala, “el escenario de subidas de tipos sigue beneficiando a la banca y vemos buenas posiciones tanto en el corto como en el medio plazo”. “El recorrido sigue siendo bueno, aunque no estará exento de volatilidad”, advierte.

El analista, que hace “mención especial” a Bankinter “por el comportamiento que tiene y la estabilidad”, destaca que “se verán especialmente beneficiadas las entidades financieras que tengan mucho peso y foco de negocio en la parte inmobiliaria e hipotecaria, ya que serán las principales beneficiarias de este escenario”.

Su otra recomendación pasa por EiDF. ¿El motivo? “Se acerca el plazo de la ampliación de capital y la empresa sigue cumpliendo plazos en el corto plazo”. Cadiñanos defiende que “el potencial crecimiento en el corto y medio plazo es muy bueno”. De ahí que incluya a la empresa en su lista de valores a tener muy en cuenta.

Por su parte, las recomendaciones de José Ramón Sánchez Galán, analista independiente, para estos días incluyen a Repsol. Tal y como explica, “el crudo suele marcar la pauta de la evolución de la compañía”. “En un inicio, el incremento del precio del petróleo llevó al valor a máximos en la sesión del miércoles, pero después de conocerse que la Casa Blanca iba a proceder a vender 20 millones de barriles adicionales de su reserva estratégica en busca de estabilizar los precios, supuso un retroceso de la cotización”, recuerda. En su opinión, “el verdadero catalizador del valor son los resultados de la compañía”. En este sentido, obtuvo un beneficio neto de 2.539 millones de euros en el primer semestre del año, tras duplicar las ganancias de 1.235 millones del mismo periodo del ejercicio pasado.

En un análisis más técnico, este experto apunta que, “después de una caída desde el pasado mes de junio, trata de remontar para cambiar de sesgo y posicionarse al alza confirmando un sesgo positivo”. “Para ello, sería necesario superar el nivel de los 12,30 euros, con mayor firmeza en los 12,91 euros acompañado de volumen”, destaca, antes de lanzar la siguiente pregunta: “12,44 euros en gráfico semanal, ¿es posible?”. Para Sánchez Galán, “por el momento los osciladores de tendencia, así como los de volumen, no terminan por decantarse claramente, pero el dinero institucional parece interesado, al menos, en mantener el valor. Por todo esto llama a aprovechar “la oportunidad”.

Su otra recomendación es la farmacéutica Almirall. Y es que, “estamos en época de resultados que implican situaciones optimistas o pesimistas para una compañía”. En el caso de esta compañía, los resultados obtenidos “no han sido demasiado claros como para decantarse en uno o en otro sentido”. Según asegura, “simplemente se apuesta por una confirmación de las estimaciones, de ahí que el valor es acogido con optimismo por el mercado puesto que la empresa ha cumplido con lo esperado”. “Por un lado, cumplen con las perspectivas en ventas (que aumentan) y en EBIT (que disminuye); por otro, los resultados acusan la disminución del margen bruto y el aumento de gastos en I+D y, otros gastos asociados a los lanzamientos de Wynzora, Klisyri e Ilumetri, algo también esperado”, sostiene. Además, continúa, “con respecto a otros productos, el ‘pipeline’ evoluciona positivamente: Lebrikizumab presentó datos positivos de los estudios fase III, los ensayos de fase III para la aprobación de Seysara en China están en marcha y se ha solicitado la licencia de comercialización de Efinaconazol en 2T 2022”.

Dicho esto, y en un análisis técnico, Sánchez Galán afirma que “parece que el valor va a buscar la zona de los 9,5 euros, pero el movimiento no presenta fortaleza, con lo cual, el rebote es posible”. Sin embargo, “es necesario dejar que descanse antes de entrar en condiciones, puesto que los osciladores de tendencia siguen con sesgo pesimista, aunque no de forma tan clara como antes”. Ante esto, aboga por “mantener”.

Posibles valores bajistas

Respecto a los posibles valores bajistas, este analista independiente pronostica malas jornadas para BBVA (entidad que Cadiñanos ve al alza). Según sostiene Sánchez Galán los “problemas corporativos están lastrando” a este banco en el mercado. Varios de sus empelados del área de seguridad tecnológica, así como la propia entidad, han sido citados por el juez en el marco del caso Villarejo. Una decisión, remarca, que supone “un nuevo mazazo” para la entidad en este caso, “del que ha intentado liberarse recientemente con un escrito defendiendo su colaboración y aferrándose a las ‘doctrinas’ de los casos Bankia”. Por otro lado, destaca “la aplicación de la contabilidad hiperinflacionaria en Turquía con efecto desde el 1 de enero de 2022, de acuerdo con la normativa contable NIC 29, según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que consiste en una reexpresión de los estados financieros para ajustar las cifras al elevado nivel de precios del país y mostrarlos en términos reales, no nominales”. El pasado mes de febrero, recuerda, la inflación acumulada en Turquía durante los últimos tres años ya había superado el 100%. En tercer término, “la OPA sobre Garanti elevaría el riesgo de la entidad ya que dependerá en mayor medida del resultado obtenido en economías emergentes como México o Turquía” y “el impacto en capital de la operación podría ser de 23 puntos básicos”, calcula.

En lo referente a un análisis técnico, Sánchez Galán considera que “la directriz bajista a largo está actualmente en la superación de la zona de los 6 euros”. “El nivel de los 4,21 conforma una resistencia de cierta consideración que debería suponer un objetivo de relevancia de superación para plantearse una entrada en el valor”, asegura. En su opinión, “los osciladores de volumen no parecen que confirmen esa posibilidad por lo cual, por el momento, sería conveniente mantenerse al margen ya que hay posibilidad de sucesivas caídas con objetivos en el entorno de los 3.75 euros”. ¿La conclusión? “Infraponderar”.

Su otra advertencia alude a IAG debido a la “situación convulsa en el sector aéreo”, donde “se superan las 40.000 suspensiones de vuelos” y se pone “en revisión” todo el verano, con Reino Unido y el centro de Europa, “en el epicentro de la crisis debido a la escasez de personal y las huelgas, además de motivar incontables retrasos y problemas con el equipaje”. A esto hay que añadir, “un combustible caro, el conflicto de Ucrania, los vaivenes del Covid-19, la dificultad para remontar los resultados, la losa de deuda por la crisis, problemas operativos y la inflación desbocada”.

Con todo esto sobre la mesa, este analista apunta que el valor “no levanta cabeza” desde el pasado mes de marzo de 2021. “La tendencia bajista está asentada en el valor y, por consiguiente, plantearse entradas se antoja poco probable”, defiende. Y es que, “esta debilidad manifiesta invita más a la especulación o a hacer caja en momentos puntuales que a una inversión de cartera a más plazo”. Para Sánchez Galán “es más aconsejable esperar a mejores tiempos o síntomas de cierta recuperación de confianza” antes que plantearse incorporar el valor en la cartera.

Cadiñanos, por su parte, llama a mantener distancia con las eléctricas, cuya subida de precios “sigue perjudicando a consumidores y también en la pérdida de clientes en el corto plazo”. “Esto no cesará y será una batalla para las próximas semanas”, avisa el analista, que deja claro que “no hay eléctrica que se salve de esta situación y complejo escenario”.

Para terminar, también sitúa entre los bajistas a Inditex, que se verá afectado por una subida de tipos que “perjudica principalmente al consumo”. Y es que, a pesar de que se trata de una empresa “que ha conseguido adaptarse al escenario digital, no se quedará exenta del escenario actual”.