www.elboletin.com
Edición testing    25 de enero de 2021

Mercados Emergentes

Deuda mundial

"Claramente, es hora de corregir la trayectoria".

Una ola de endeudamiento en los países emergentes y en desarrollo ha crecido de forma más rápida e importante que en cualquier otro periodo de las últimos 50 años y podría provocar otra crisis, avisó este jueves el Banco Mundial.

Deuda Pública

La deuda pública se ha duplicado en todo el mundo desde la crisis financiera hasta alcanzar los 66 billones de dólares, según los cálculos de Fitch.

La deuda pública española se incrementó en más de 35.600 millones durante 2018 y supera el billón de euros. Pero como en tantas otras cosas, España dista mucho de ser una excepción. En todo el mundo, la deuda pública alcanza ya los 66 billones de dólares (unos 57,6 billones de euros al cambio actual) tras haberse duplicado desde el estallido de la crisis financiera, según un informe de Fitch Ratings, que alerta de que los bonos ‘basura’ se encuentran en máximos de 15 años.

Sector Financiero

La institución alerta de que “siguen acumulándose las vulnerabilidades” en el sector financiero, si bien reconoce que es más sólido que antes de que estallase la crisis.

“El sistema financiero es más sólido ahora que antes de la crisis financiera mundial, gracias a diez años de reforma y recuperación”, según considera Tobias Adrian, director de Asuntos Monetarios y Mercados Financieros del Fondo Monetario International (FMI), que considera no obstante que “se necesitan medidas adicionales para mejorar su resiliencia”. “Las vulnerabilidades continúan acumulándose, y el nuevo sistema financiero aún no ha sido puesto a prueba”, alerta el responsable del FMI en su análisis del ‘Informe de Estabilidad Financiera Global’, publicado la semana pasada.

Valores calientes

La cautela se impone en las recomendaciones de los analistas en una semana en la que el Ibex 35 ha registrado mínimos de casi dos años.

Los inversores mantienen la cautela en los mercados europeos por la incertidumbre en torno a las tensiones comerciales entre EEUU y China y las turbulencias que están afectando a los mercados emergentes, especialmente a Turquía y Argentina, cuyas divisas se han depreciado un 40% y un 50% desde el inicio del año, respectivamente. El Ibex 35 es el índice europeo que más está padeciendo el efecto de la crisis por su mayor exposición a estos países y ha tocado esta semana mínimos no vistos desde noviembre de 2016.

Turquía

Argentina y Sudáfrica podrían ser los más afectados al ser más propensos a atraer la atención negativa de los que se asustan por los acontecimientos en Estambul, según Lombard Odier.

Los analistas llevan meses advirtiendo de las dificultades económicas que atraviesa Turquía, agravados por la disputa diplomática con EEUU. La causa fundamental, no obstante, radica en los profundos desequilibrios macroeconómicos del país, según señala Stéphane Monier, Jefe de Inversiones de Lombard Odier: “una posición externa débil y la reacción poco ortodoxa del banco central ante el aumento de la inflación”. Esta última ha sido influenciada por el exceso político del presidente Recep Tayyip Erdogan, que ha tratado abiertamente de disuadir al banco central de aumentar las tipos de interés. “El impacto ha sido dramático”, lamenta este experto.

Mercados Emergentes

Los mercados miran cada vez con más recelo a La India y su rupia tras los desplomes de la lira turca y el peso argentino.

Un dólar fuerte y estable en el mercado de divisas, unido a unos tipos de interés al alza en EEUU, han armado una bomba de relojería para un buen puñado de economías emergentes que se habían endeudado con fruición durante los últimos años. Primero Argentina tuvo que ser rescatada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), luego los problemas alcanzaron a Turquía, y los mercados empiezan a mirar ya con preocupación a La India e Indonesia.

Bolsa

Las tensiones geopolíticas, las guerras comerciales y el aumento de los rendimientos en los bonos estadounidenses ha llevado a algunos analistas a preguntarse si se avecina una tormenta en los mercados emergentes.

La combinación de tensiones geopolíticas, la amenaza de guerras comerciales, el aumento de las rentabilidades en la deuda soberana estadounidense y sucesos recientes en Turquía, Argentina e Indonesia están llevando a algunos inversores a preguntarse si se avecina una nueva tormenta en los mercados emergentes y si su momento 'dorado' ha llegado a su fin. Estos mercados han sido en los últimos años objetivo de los inversores, que buscaban rendimientos lejos de los países desarrollados donde los tipos se redujeron al mínimo para ayudar a la recuperación de las economías tras la crisis financiera de 2008.

Inversión

Los expertos advierten de que el índice VIX de volatilidad -el índice del 'miedo'- se ha disparado en Wall Street un 95%.

Los mercados emergentes será el lugar más seguro de inversión para “sortear la tormenta que se avecina”. Así lo recoge un artículo de Bloomberg, que alerta de que la preocupación se extiende a nivel global ante la posibilidad de que la búsqueda de riesgos y de rentabilidad “hayan ido demasiado lejos”.

Inversión

Los analistas anticipan un mejor rendimiento de la renta variable en países emergentes que la de los mercados desarrollados en los próximos 12 meses.

El fuerte repunte que han venido registrando los mercados emergentes en los últimos dos años parece que se mantendrá a lo largo de 2018, según el pronóstico de los analistas, que ven en la renta variable emergente oportunidades de inversión atractivas, especialmente en comparación con los mercados desarrollados.

Mercados Emergentes

La Sexta Cumbre de los principales países emergentes encuentra en India un disidente interno. El país asiático busca un mayor protagonismo para los subdisios a la agricultura, fundamentales para su desarrollo económico.
  • 1