Currently set to Index
Currently set to Follow

La deuda mundial empieza a frenarse tras el ‘boom’ por la pandemia… pero solo en los países desarrollados

Billetes divisas

Billetes

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Tras el fuerte aumento registrado el año pasado, la deuda mundial ha comenzado a reducirse ligeramente, según muestran los datos del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF por sus siglas en inglés). No obstante, la reducción viene solo de la mano de los mercados maduros, como EEUU o la eurozona, mientras que la deuda de los emergentes, especialmente China, sigue al alza.

“Tras un fuerte aumento de más de 32 billones de dólares en 2020, la acumulación de deuda mundial será mucho más lenta este año, con algo menos de 4 billones”, señalan los economistas del IIF. Todo el aumento se produjo en el primer semestre de 2021, cuando la deuda mundial alcanzó un récord de 296 billones de dólares. Al cierre de septiembre, sin embargo, se había reducido ligeramente “y se espera que descienda a 295 billones de dólares a finales de 2021”. La cifra, no obstante, estaría “todavía 36 billones por encima de los niveles prepandémicos”.

Los datos del lobby financiero muestran además que la “sólida recuperación” económica ha contribuido a reducir la relación entre la deuda y el PIB a nivel mundial hasta el 350% en el tercer trimestre de 2021, lo que supone un descenso de más de 10 puntos porcentuales respecto al máximo histórico alcanzado en el primer trimestre. El “principal motor” ha sido el aumento del PIB nominal (a medida que aumentan el crecimiento y la inflación), llevando a más del 70% de los países de la muestra a mejorar sus ratios. El IIF calcula que la deuda cerrará el año en el 346% del PIB, una reducción de 13 puntos respecto a 2020.

Mercados maduros Vs mercados emergentes

La buena noticia vino de los mercados maduros, con una reducción de la deuda de 1,4 billones de dólares hasta situarse por debajo de los 204 billones (410% del PIB) en el tercer trimestre de 2021. El descenso fue más significativo en la eurozona y en Japón, destacan los autores del informe.

Sin embargo, la deuda de los mercados emergentes sigue aumentando. La deuda total de los mercados emergentes aumentó en otros 5,7 billones de dólares durante los tres primeros trimestres de 2021, alcanzando un nuevo récord de 92,5 billones de dólares. La cifra supone un 247% del PIB, “prácticamente estable” en el tercer trimestre.

El aumento de los niveles de deuda sigue concentrándose en China, que ha representado más del 80% del endeudamiento de los mercados emergentes desde el inicio de la pandemia. Desde finales de 2019, la deuda total de China se ha incrementado en más de 13,7 billones de dólares.