www.elboletin.com
Edición testing    26 de septiembre de 2020

Compra de bonos

Bancos centrales

“No estamos ajustando nuestra política monetaria de ninguna manera en respuesta a esta decisión”, confirma Isabel Schnabel en una entrevista a Financial Times.

El Banco Central Europeo (BCE) pretende hacer caso omiso del polémico fallo del Tribunal Constitucional alemán en contra de su programa de compra de bonos y dejará que sea el Bundesbank el que resuelva el ‘impasse legal’, según ha señalado la ejecutiva alemana Isabel Schnabel en una entrevista a Financial Times.

Bancos centrales

El banco central ha gastado ya casi 120.000 millones de su programa contra el Covid-19, el 16% de los 750.000 millones.

El Banco Central Europeo (BCE) adquirió en abril deuda soberana de los países de la zona euro por importe de 26.759 millones de euros, de los que casi un 41% correspondieron a bonos emitidos por Italia, el 31% por Francia y el 16% por España, mientras que el peso de los bonos emitidos por Alemania se situó en el 2,3% del total, muy por debajo de la clave de capital que corresponde a la mayor economía del euro.

Bancos centrales

El Consejo de Gobierno del BCE celebra una reunión con todas las miradas puestas en el programa de emergencia de compra de bonos.

Los líderes de la Unión Europea se han mostrado incapaces hasta el momento de sentar las bases de un acuerdo de reactivación de la economía europea, volviendo a poner sobre los hombros del Banco Central Europeo (BCE) la responsabilidad primera de respuesta económica ante la crisis desatada por el coronavirus. Y en un momento en que los gobiernos han tenido agrios enfrentamiento sobre los coronabonos, algunos analistas avisan de que Christine Lagarde podría tener ya en su mano la llave para una mutualización ‘encubierta’ de la deuda.

BCE

Los analistas creen que Lagarde todavía no ha agotado el arsenal del BCE.

Solo una semana después de defraudar a los mercados al señalar que el Banco Central Europeo (BCE) no estaba “para cerrar los spreads”, Christine Lagarde dio el pasado miércoles noche un volantazo a la política monetaria, con un agresivo plan de compra de activos de 750.000 millones de euros. La duda ahora es qué más podrá hacer la banquera central francesa si la mejoría no llega, pero los analistas tienen varias ideas sobre la mesa por si llega ese momento.

Bancos centrales

“El paquete de medidas de política monetaria de septiembre todavía no ha tenido ningún efecto visible positivo”, señalan las actas de la última reunión del BCE.

El Banco Central Europeo (BCE) ha admitido que el amplio paquete de estímulos que aprobó en diciembre todavía no ha tenido ningún efecto visible sobe las expectativas de inflación, según se desprende de las actas de la reunión de política monetaria que el organismo celebró en diciembre.

Bancos centrales

La deuda empresarial y las cédulas ganan peso en el nuevo programa de compra de activos del BCE en detrimento de la deuda pública.

Con la llegada del mes de noviembre, el Banco Central Europeo (BCE) reinició su programa de compra de activos (APP por sus siglas en inglés) y las primeras cifras ya muestran que no es exactamente igual que el anterior. La institución ahora presidida por Christine Lagarde ha apostado más por las cédulas hipotecarias y por los bonos corporativos, mientras que la deuda pública ha perdido peso, aunque sigue siendo la gran beneficiada.

Bancos centrales

“Si hay algo de lo que estoy orgulloso es de que siempre hemos cumplido nuestro mandato”, hace balance Draghi.

La última reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) con Mario Draghi al frente no ha traído consigo ningún cambio en la política monetaria, tal y como se esperaba. Tras la batería de medidas de septiembre, el banquero italiano ha quitado hierro a las críticas internas que han surgido en la institución en las últimas semanas y ha avisado de que “el mayor riesgo” sigue siendo una recesión económica.

Bancos centrales

“No es la primera vez en la historia del BCE que ha habido voces disidentes en el Consejo de Gobierno, pero rara vez han sido tan fuertes y persistentes como lo son ahora”, señala ING.

El próximo jueves 24 de octubre el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) celebrará una nueva reunión de política monetaria en Frankfurt. No será una cita más sino la última con Mario Draghi al frente antes de que Christine Lagarde tome el relevo como presidenta de la institución el 1 de noviembre. La francesa hereda un BCE más dividido que nunca ante la última ronda de estímulos para la economía.

Política monetaria

El BCE rebaja la tasa que cobra a los bancos al -0,50%, pero introduce un nuevo sistema de "dos niveles" que reducirá la presión al sector.

El Banco Central Europeo (BCE) ha desplegado nueva artillería para impulsar el crecimiento en la eurozona. La autoridad monetaria ha reducido la facilidad de depósito, la tasa que cobra a los bancos comerciales por guardar sus depósitos, en diez puntos básicos, hasta un mínimo histórico del -0,5%, con el objetivo de alentar a las entidades a prestar dinero a consumidores y empresas.

Bancos centrales

Los analistas aclaran que se trata de una opción remota que solo llegará si la economía empeora mucho.

¿Y si el Banco Central Europeo (BCE) diese un paso más y no se limitase a adquirir bonos, sino que también comprase acciones? Las últimas intervenciones de Mario Draghi abriendo la puerta al regreso del programa de compra de activos han vuelto a alimentar uno de los rumores más recurrentes en los mercados durante los últimos años. No obstante, los analistas aclaran que a día de hoy se trata de una opción remota.

Banco Central Europeo

“En los últimos años, Italia, España y Portugal han ampliado con éxito los plazos de vencimiento de su deuda”, reconoce la agencia.

España y Portugal se encuentran en mejor posición que Italia para abordar los retos que presenta el final del programa de compras de deuda del Banco Central Europeo (BCE), que esta semana ha echado el cerrojo a su programa de compra de activos, según considera Moody’s.

Bancos centrales

El BCE rebaja las previsiones de crecimiento económico para la eurozona en 2018 y 2019.

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha confirmado el fin del programa de compra de bonos, convertido desde 2015 en uno de los principales motores de la recuperación económica de la eurozona. Aunque todavía queda la ‘pedrea’ de las reinversiones, el adiós de la QE llega en un momento de desaceleración de la economía, como ha reconocido hoy el presidente de la institución, Mario Draghi.

Bancos centrales

Tanto el Banco de España como el Banco de Italia pierden peso en el nuevo reparto de la clave de capital del BCE, mientras el Bundesbank es el más beneficiado.

Tal y como había anticipado el mercado, Italia y España son los grandes perjudicados de la revisión de la estructura accionarial que ha anunciado el Banco Central Europeo (BCE). Eso significa que durante la etapa final del programa de flexibilización cuantitativa –en la que ya no se compran bonos nuevos pero sí se reinvierte a vencimiento- la deuda de ambos países se verá sometida a una mayor presión de los mercados.

Bancos centrales

Al mismo tiempo el superávit ‘Target 2’ de Alemania está en camino de alcanzar el billón de euros.

La deuda de Italia con el Banco Central Europeo (BCE) alcanzará este mismo verano una cifra de 500.000 millones de euros, reflejando los desequilibrios financieros de la eurozona, de acuerdo con Financial Times, que realiza este cálculo en base al ‘Target 2’, utilizado para medir los flujos de capital dentro del bloque común.

Bancos centrales

El BCE desembolsará 15.000 millones de euros mensuales entre octubre y diciembre en su programa de compra de bonos, que finalizará este año.

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha cumplido las expectativas levantadas la semana pasada y ha anunciado una retirada del programa de estímulos. En concreto, entre octubre y diciembre de este año, los hombres de Draghi –entre ellos ya el español Luis de Guindos- comprarán 15.000 millones de euros mensuales en deuda europea, frente al ritmo de 30.000 millones mensuales actual, que durará hasta septiembre.