Currently set to Index
Currently set to Follow

El BCE suavizará la regulación de colaterales tras acaparar la deuda soberana

Banco Central Europeo BCE

Sede del Banco Central Europeo (BCE)

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Banco Central Europeo (BCE) tomará cartas en el asunto para evitar la escasez de bonos soberanos de la eurozona en el mercado después de que algunos operadores hayan criticado que sus políticas monetarias han agravado la situación.

En un intento de ayudar a satisfacer la demanda de valores, el BCE dijo que ha duplicado la cantidad de dinero en efectivo que aceptará como garantía de los bancos que buscan préstamos de deuda soberana hasta 150.000 millones de euros, de acuerdo con un ‘briefing’  publicado en su web que recoge Bloomberg.

El recurso a la deuda pública segura forma parte de un sistema financiero que funciona bien. Sin embargo, el programa de compra de bonos del BCE, de 1,85 billones de euros, desatado para ayudar a la economía a capear la pandemia, significa que los operadores han tenido que competir con el banco central por una cantidad limitada de papel.

Al mismo tiempo, sus inyecciones de liquidez han aumentado la cantidad de efectivo sobrante en la eurozona hasta un récord de casi 4,5 billones de euros, lo que ha reforzado la demanda de deuda y ha llevado los costes de los préstamos a mínimos históricos.

El movimiento “subraya que las autoridades están al tanto del caso y no hacen oídos sordos a las quejas del mercado”, señala a Bloomberg Christoph Rieger, jefe de estrategia de tipos fijos de Commerzbank.

La decisión se produce en un momento en que los analistas de Citigroup estiman que prácticamente todas las ventas de bonos de este año con vencimientos de entre 30 y 50 años se habrán completado a finales de esta semana, lo que subraya la escasez de deuda de mayor rendimiento disponible.

La semana pasada, el diferencial entre los bonos alemanes a dos años y los tipos de interés de los swaps equivalentes fue el más amplio de los últimos 18 meses. Los tipos de financiación a corto plazo cayeron a un mínimo histórico, ya que los operadores se apresuraron a hacerse con garantías antes de fin de año.

Hay indicios de que la decisión ya se está filtrando a los mercados. El lunes, los diferenciales de los swaps alemanes a dos años sufrieron la mayor caída desde marzo de 2020, antes de reducirse el martes.

“Una mayor estabilidad en esta zona se trasladará a otros activos”, consideran los expertos de Mizuho International, comandados por el jefe de estrategia multiactiva Peter Chatwell.

Mientras tanto, el Euribor a tres meses ha subido 1,5 puntos básicos después de haber alcanzado un mínimo histórico de menos 0,573% a principios de mes.