Repsol y Cellnex, apuestas para una bolsa que sigue sacudida por la guerra en Ucrania

ibex 35 mercados bolsa

Bolsa de Madrid. Autor: Jaime Pozas

La volatilidad se ha adueñado de la bolsa española, reaccionando con sacudidas a cada noticia relacionada con la guerra de Ucrania y con la amenaza de la estanflación en el horizonte. En la última semana, el Ibex 35 ha logrado cerrar con subidas, pero el balance en el acumulado del año todavía es claramente negativo. En este entorno tan complicado, el analista de Renta 4 Eduardo Faus se fija en el análisis técnico para destacar los valores que podrían comportarse mejor, y cita a dos: Repsol y Cellnex.

Eduardo Faus, analista de Renta 4, apunta entre sus apuestas alcistas a Repsol. El valor se encuentra “sin resistencias hacia los máximos históricos en 13,5 euros”, explica en declaraciones a EL BOLETÍN.

La compañía acumula en lo que va de año una revalorización en el Ibex 35 de más de un 15%, tendencia que se ha visto reforzada por la brusca subida experimentada por el precio del petróleo, que a pesar de haberse moderado en las últimas sesiones sigue en el entorno de los 110 dólares el barril.

Otra valor que podría comportarse bien en el parqué es Cellnex, que ha encontrado “importantes soportes de largo plazo entre 36 y 38 euros”, señala Faus.

La compañía no ha tenido un buen comportamiento en este arranque de 2022, con una caída acumulada hasta ahora de aproximadamente un 18%, pero en las últimas sesiones ha visto cómo se despejaban algunas de las nubes que oscurecían su cotización, especialmente la decisión del regulador de competencia británico de dar luz verde a la compra de las torres de CK Hutchison.

Entre los valores que podrían tener un comportamiento bajista, Faus señala a Cie Automotive, que a su juicio “rompe a la baja niveles de soporte en 20,5-21 euros, rompiendo la estructura alcista desde los mínimos de marzo 2020”. La compañía de componentes de automoción, también con exposición a Rusia, va camino de cerrar un primer trimestre para olvidar, con una caída acumulada de más de un 25%.

También ha sufrido IAG, que no logra remontar el vuelo cuando parecía que la penalización de la pandemia podría comenzar a quedarse atrás. El holding de aerolíneas rompió el soporte en 1,45 euros a principios de semana, abriendo de nuevo el camino a la baja hacia los mínimos de marzo 2020 en niveles de 0,96 euros, aunque desde entonces ha rebotado.

Las acciones de IAG todavía tienen un trecho por delante para recuperar los niveles anteriores a la pandemia. El 19 de febrero de 2020, un mes antes de que se declarase el estado de alarma en España, los títulos de la aerolínea llegaron a marcar 5,11 euros. Tomado este precio de referencia, todavía caen más de un 65%.