Podemos concluye que la debacle electoral se debe a su «debilidad organizativa» por las «peleas internas» del pasado

El vicepresidente segundo del Gobierno y secretario general de Podemos, Pablo Iglesias
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Consejo de Coordinación Estatal de Podemos ha determinado, en su primer análisis de la «derrota sin paliativos» que sufrieron en las elecciones gallegas y vascas del domingo, que los malos resultados se deben a «la debilidad organizativa en los territorios debido a las peleas internas de la etapa anterior», según informan fuentes del partido morado.

En cuanto a las soluciones, la Ejecutiva considera que los cambios en el modelo organizativo que ya se aprobaron en la Tercera Asamblea Ciudadana Estatal de mayo –en la que Iglesias fue reelegido con amplia mayoría, pero con una de las participaciones más bajas de la historia de Podemos– son la clave para afrontar este problema. Asimismo, defienden que todavía «están a tiempo» de recuperarse.

El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, decidió posponer hasta este viernes la habitual reunión de los lunes de su Ejecutiva, con el objetivo de no realizar análisis en caliente de la debacle, y esperar a tener una primera valoración de los territorios afectados.

Finalmente, los máximos dirigentes de Podemos se han reunido este viernes, cinco días después de la debacle, y junto a los candidatos del partido en Galicia y País Vasco, Antón Gómez-Reino y Miren Gorrotxategi, han determinado que las peleas internas que se han producido en eso territorios en los últimos años son la causa de su descalabro electoral, ya que les han impedido construir una organización fuerte.

Ante esta problemática, las fuentes consultadas señalan «la necesidad de poner en marcha cuanto antes lo aprobado en la Asamblea Ciudadana para poner el partido en dirección al próximo ciclo electoral». Estamos a tiempo de recuperarnos sobre los resultados actuales», añaden.