Cospedal se queda sola defendiendo a Barberá en su pulso a Rajoy

María Dolores de Cospedal, secretaria general del Partido Popular
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La secretaria general del PP defiende el derecho de la exalcaldesa a mantener su escaño y niega que los ‘populares’ hubiesen preferido que abandonase el Senado. La secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, se ha convertido hoy en un ‘verso suelto’ en su partido al justificar la decisión de la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá de solicitar su baja en el PP, pero mantener su escaño en el Senado.
 
Cospedal ha ido más allá al negar, incluso, que los ‘populares’ hubiesen preferido que abandonase el Senado, a pesar de que el grupo popular en las Cortes Valencianas ha pedido a la exalcaldesa que renuncie a su escaño y de las contundentes declaraciones que en este sentido han realizado desde el Gobierno (por ejemplo el ministro Luis de Guindos) o desde el partido, dirigentes como Javier Maroto.
 
Preguntada al respecto tras un paseo por el mercado compostelano, en el marco de la campaña electoral gallega, Cospedal ha aludido al comunicado emitido por la dirigente valenciana y ha recordado que ella ya había anticipado esta semana que haría “lo mejor para los intereses generales, para el PP y para poder defender su inocencia”.
 
Convencida de que “eso es lo que ha hecho”, ha esgrimido que Barberá está “en su derecho de poderse defender” y ha incidido en que “todavía ni siquiera ha ido a declarar”. “Eso lo tengo que recordar, un mínimo de respeto a la presunción de inocencia yo creo que deberíamos tener”, ha apelado.
 
Acerca de si comprende que la decisión de Barberá de no abandonar su escaño pueda provocar indignación de los ciudadanos, lo ha negado con contundencia.
 
“No, le digo que francamente no”, ha señalado, antes de explicar que la dirigente valenciana «asume que hay un procedimiento judicial abierto, que a los concejales se les ha tomado declaración y que a ella también se le tiene que tomar», pero, al tiempo, “defiende su inocencia”.
 
Pero también, según Cospedal, esto “lo que pone en evidencia” es que “no es verdad” que por el hecho de “ser aforado y estar sometido a otro tribunal” se tengan “más beneficios”. “El aforamiento significa que juzga un tribunal distinto (el Tribunal Supremo en este caso) pero todos los ciudadanos somos iguales ante la ley”, ha aseverado.
 
En cuanto a si la situación puede perjudicar a los populares de Galicia y Euskadi, las dos comunidades en las que hay elecciones el 25-S, ha contestado con una pregunta: «¿Conoce usted a muchos ciudadanos que sin haber siquiera ido a declarar por un asunto de aportación de 1.000 euros tengan que dejar un escaño?” “Yo, no”, se ha autorrespondido.
 
En la misma línea, sobre si los populares hubiesen preferido que abandonase el Senado, ha señalado que “no”. “Mire, yo creo que ha hecho lo que considera que tenía que hacer”, ha insistido, para concluir que “tiene derecho a la presunción de inocencia como todo el mundo”. Sobre todo, ha remarcado una vez más, cuando “ni siquiera ha ido a declarar”.