Crisis energética

Los obstáculos de Alemania y Países Bajos a rebajar el tope al gas complican el acuerdo en Europa

Sánchez intentará convencer hoy a Scholz y Rutte para que accedan a rebajar el tope al precio del gas.

Gas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tratará de convencer este jueves en Bruselas a sus homólogos de Alemania y Países Bajos, Olaf Scholz y Mark Rutte, de que levanten sus reservas a rebajar el tope al precio del gas y accedan a introducir una referencia dinámica que permita frenar la escalada de precios en el mercado europeo.

 

Según han señalado fuentes del Gobierno, tras la falta de acuerdo a nivel de ministros el martes, de la cumbre tiene que salir una solución con mandato “fuerte” y un mensaje “claro” de que hay que llegar a un acuerdo porque “es necesario intervenir en un mercado que no funciona, se comporta de manera ineficiente y pone en peligro las economías europeas”.

Los líderes intentarán alcanzar una dirección política común en la cumbre de este jueves sobre el tope a los precios del gas que emplace a los ministros a rematar el acuerdo tras el fracaso de los titulares de Energía de acercar posturas en su reunión de este martes y se dieran hasta el lunes para avanzar a nivel técnico.

Así, serán los ministros de Energía quienes resuelvan en su encuentro del próximo lunes los detalles técnicos que ahora mismo bloquean la intervención en el mercado y cuyo principal escollo es el precio de activación del mecanismo.

En el último borrador consultado por Europa Press el precio de activación del tope al gas se situaba en los 200 euros, un límite que la ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, calificó ayer de “elevadísimo”.

España, que defiende un tope dinámico al precio del gas que varíe en base a una cesta de precios que incluya la referencia de varios mercados internacionales, lidera el bloque más numeroso, de hasta 15 países, pero choca con las reservas del otro bando, con Países Bajos y Alemania al frente, que temen el impacto de este techo en la seguridad de suministro energético a largo plazo.

Estas diferencias fueron las que obstaculizaron que la medida fuese aprobada en el consejo de ministros del martes, por lo que ha pasado a ser, también según fuentes de Moncloa, “parte fundamental” de los puntos de discusión en la agenda de los líderes, y cuyo debate será el que marque las decisiones del próximo lunes.

Más información