Los médicos avisan a Ayuso: o reduce la temporalidad o tomarán medidas legales

Isabel Díaz Ayuso

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en el hospital Isabel Zendal. (Foto: Comunidad de Madrid)

Los médicos madrileños han decidido decir basta a la alta temporalidad que sufre el colectivo sanitario desde hace décadas. Más de la mitad de los facultativos de la sanidad pública de la región tienen un contrato temporal. Una práctica a la que quieren que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ponga fin. Le han lanzado un ultimátum: o toma medidas o lo harán ellos y serán “contundentes”.

El Colegio de Médicos de Madrid (Icomem) ha impulsado un manifiesto que exige al Ejecutivo autonómico la aplicación “urgente” de medidas concretas para solucionar “este gran problema”. “No es una declaración de intenciones, ya no hay tiempo para eso”, advierte. Y es que, “de no obtener una aplicación rápida de las mismas” por parte de la administración, anuncia que “tomaría medidas legales contundentes contra ella”.

“Los médicos de la sanidad pública madrileña nos hemos unido para que se ponga fin al abuso de temporalidad, que es ya una patología crónica y grave”, afirma el colectivo, que da hasta el 1 de junio a la Comunidad para solventar esta cuestión. Se trata, lamenta el Colegio, de “una situación disfuncional inaceptable que pone en riesgo el desarrollo profesional y el ejercicio digno de la medicina”. De ahí la urgencia de actuar, sostiene.

Los médicos piden la convocatoria por el sistema de concurso de méritos de todas las plazas ocupadas con carácter temporal de forma ininterrumpida con anterioridad a 1 de enero de 2016. Un procedimiento, explican, que incluya todos los tipos de temporales y a todas las plazas estén o no incluidas en Ofertas de Empleo Público (OPE) previas.

Asimismo, plantean la celebración de una OPE para las plazas ocupadas de forma temporal entre el 1 de enero de 2016 y el 31 de diciembre de 2017 y que el sistema de selección sea de concurso-oposición “con fase de oposición no eliminatoria”, entre otras cuestiones.

Estos facultativos no están solos en sus demandas. La Unión Interprofesional de la Comunidad de Madrid (UICM), asociación integrada por 43 Colegios Profesionales de los sectores de Ciencias, Economía, Jurídico, Sanitario, Social, Arquitectura e Ingeniería -que representan a cerca de 400.000 profesionales colegiados- se ha sumado al citado manifiesto.

La pelota está ahora en el tejado del Ejecutivo de Ayuso. En sus manos está buscar en las próximas semanas atender las reclamaciones de los médicos de la región. De no hacerlo, el colectivo ha dejado claro que no le temblará el pulso y emprenderá acciones legales, aunque no ha concretado por el momento en qué consistirían sus siguientes pasos.