Los españoles ya somos más ricos que los italianos, pero no hay mucho que celebrar

Personas
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los españoles son a día de hoy más ricos que los italianos, de acuerdo a las últimas cifras publicadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), pero este ‘sorpasso’ no tiene tanto que ver con la recuperación económica de España como con el estancamiento de Italia.

El PIB per cápita de España superó al de Italia en 2017, según los datos del FMI publicados esta semana en base a lo que se denomina ‘paridad del poder adquisitivo’. La institución que dirige Christine Lagarde pronostica además que España será un 7% más rica que Italia en los próximos cinco años. Hace diez años, los italianos superaban a los españoles en un 10% según estos mismos parámetros.

Las cifras no sólo muestran el camino divergente tomado por dos de las economías que más se vieron golpeados por la crisis económica, sino también el estancamiento de Italia. Aunque España se ha expandido a un ritmo más rápido que Francia, Alemania y Reino Unido desde 2015, su economía es solo un 2% mayor que a comienzos de 2008, una recuperación más débil que en todas las demás economías líderes de la UE, con la excepción de Italia.

De hecho, para el año 2023, algunos países del antiguo bloque soviético, como Eslovaquia y la República Checa, también se espera que sean más ricos que Italia en términos per cápita, de acuerdo con el FMI.

El propio ministro español de Economía, Román Escolano, reconoce en declaraciones a Financial Times que todavía hay mucho por hacer. “Los últimos resultados de la economía española son buenos y alentadores, las últimas previsiones de instituciones como el FMI también, pero todavía hay mucho por hacer. Todavía hay muchos trabajos que crear, y estamos trabajando en ello”.

La economía de Italia es sólo todavía marginalmente más grande que en 2000, mientras que otras economías líderes de la UE se han expandido en un 25% o más. En el caso de España, la producción total es un 35% mayor que en 2000.