Los economistas no descartan una caída del PIB en el primer trimestre, pero prevén un alza del 5,5% en 2021

Bandera de España
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Consejo General de Economistas (CGE) cree que se registrará crecimiento «plano» o incluso caída de PIB en el primer trimestre, aunque mantiene que la economía española crecerá el 5,5% este año, frente al 9,8% contando con los fondos europeos que calcula el Gobierno, y estima un repunte del 4,8% en el ejercicio 2022. El déficit público se situará en torno al 9,4% del PIB y la deuda pública en torno al 121% del PIB en 2021 y al 122% en 2022.

Así se desprende del Observatorio Financiero correspondiente al mes de enero del CGE, correspondiente al mes de enero y presentado de forma telemática por el presidente del Consejo, Valentín Pich, junto al economista José María Gay de Liébana, el presidente de la Comisión Financiera del CGE, Antonio Pedraza, y los coordinadores del observatorio, Montserrat Casanovas y Salustiano Velo.

El Observatorio señala que, tras contraerse un 11% el PIB el año pasado, la incertidumbre sobre la situación sanitaria y por ende sobre las perspectivas económicas conducen a una previsión de crecimiento en torno al 5,5% este año, sin tener en cuenta impacto alguno de los fondos europeos.

Pedraza ha explicado que los rebrotes del último trimestre del año pasado han «truncado» la recuperación iniciada en el trimestre anterior, con un «ligero» crecimiento del 0,4% en el cuarto trimestre, y no ha descartado que haya crecimiento «plano» o incluso caída del PIB en el primer trimestre por los «parones» derivados del Covid, avisando de que los aspectos más relevantes de este año será el fin de la moratoria hipotecaria, de crédito y concursal y los ERTE, que puede suponer un «tapón importantísimo de difícil solución».

Además, teme un segundo semestre «complicado» si no se logra la inmunidad de rebaño, algo que ve «difícil», y no se recupera la movilidad y el turismo ni en Semana Santa ni en verano, remarcando la importancia de la recuperación del turismo y los servicios, algo que cree que no se producirá hasta «2022 o 2023».

De su lado, Velo ha indicado que el primer trimestre será «complejo», pero si regresa la movilidad por una mejora del ámbito sanitario, podría registrarse un segundo semestre «más interesante».

Además, el CGE estima que a partir del año 2022 se visualizarán los efectos de las reformas vinculadas a los fondos europeos y la economía crecerá un 4,8%. Gay de Liébana ha cuestionado que se vayan a cumplir los requisitos de los fondos europeos y cree que por ahora el impacto será «mínimo», dudas en las que ha coincidido Pedraza, mientras que Pich ha apostado por dar «optimismo».

Desde el CGE han incidido en que la transposición de la directiva de insolvencia es «prioritaria», ya que podría ofrecer el marco regulatorio «idóneo» para fomentar la reestructuración de las empresas viables y liquidar en las mejores condiciones las inviables, minimizando los efectos colaterales nocivos del incremento de deuda en el tejido empresarial.

«Hay sectores que quedarán muy dañados por la crisis», ha apuntado Velo, en tanto que Pedraza ha indicado que se han perdido más de 100.000 empresas y la previsión es que haya más, sobre todo ante un entorno empresarial «tan capilarizado», en un contexto en el que la banca está «menos receptiva» en la concesión de créditos.

Respecto al empleo, CGE calcula que el número de ocupados se habría situado en 19,34 millones a finales del año pasado, lo que supone un aumento de casi 167.400 ocupados en relación al tercer trimestre, si bien ha descendido en 622.600 personas (3,1%) en los últimos 12 meses.

DÉFICIT DEL 9,4% DEL PIB ESTE AÑO

En relación al gasto e inversión pública, cree que en 2021 estas partidas se incrementarán para financiar los gastos derivados de la pandemia, situando el déficit público en torno al 9,4% del PIB, y la deuda pública en torno al 121% del PIB este año y al 122% en 2022.

Pedraza ha alertado de que el déficit estructural podría superar el 6%, al tiempo que Velo ha achacado que las ayudas a algunos sectores han sido inferiores por la elevada deuda.

Asimismo, Casanovas ha puesto de manifiesto «el efecto negativo de la pandemia en los principales mercados bursátiles europeos y, sobre todo, del Ibex, con una caída del 15,5% a pesar del alza del 20,2% en el último trimestre».

De cualquier forma, desde el CGE valoran las medidas adoptadas por el Consejo de Gobierno del BCE celebrado el pasado 10 de diciembre, que recalibró sus instrumentos de política monetaria a fin de mantener unas condiciones de financiación favorables, con una ampliación del programa de compras por 500.000 millones, hasta los 1,85 billones, y la ampliación de este programa hasta al menos el final de marzo de 2022, ya que «dan respaldo a la actividad económica».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA