Las pensiones se comen casi un 70% del gasto social de los Presupuestos

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, junto a la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez.

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, junto a la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez. Autor: Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno ha aprobado hoy en una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros el anteproyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado de 2022. Se trata de las cuentas más expansivas de la democracia española, con seis de cada diez euros destinados a gasto social, según ha señalado la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero. Y como es habitual, las pensiones acapararán buena parte de este gasto.

En una comparecencia en La Moncloa, Montero ha destacado que el objetivo de estos Presupuestos es “abordar una recuperación justa, impulsando un modelo más productivo y sostenible y garantizando que la mejora económica llegue al conjunto de la sociedad”. Así, los Presupuestos para 2022 recogen la mayor “inversión social” de la historia, con un total de 248.391 millones de euros, ha explicado la ministra, lo que se traducirá en que “seis de cada diez euros” irán destinados al gasto social.

La partida destinada  las pensiones será la más importante de todas, con 171.165 millones de euros, un incremento del 4,8% respecto al año anterior. La cifra supone un 68,9% del total del gasto social.

Los presupuestos contemplan una subida de las pensiones mínimas y no contributivas de un 3% en 2022, mientras que el resto de pensiones se revalorizarán en función de la inflación media (medida en noviembre), tal y como recoge la reforma de pensiones que actualmente se tramita en el Congreso, por lo que todavía no se puede saber la cuantía exacta.

En todo caso, los pagos están asegurados teniendo en cuenta además que se trasferirán 4.400 millones de euros adicionales por los gastos impropios que asume la Seguridad Social.

Entre otras medidas sociales destaca el incremento de un 43,77% de la partida destinada al bono social térmico, que beneficiará a 1.270.897 hogares. También se recoge el aumento de la dotación para la dependencia de un 23,3%, hasta los 350.053 beneficiarios, además de 40 millones más para protección a familias y contra la pobreza infantil, y el incremento del monto para becas hasta los 2.199 millones, el mayor de la historia.

También el bono joven cultural de 400 euros mensuales que anunció ayer el presidente Sánchez para los jóvenes de 18 años, y que estará dotado con 210 millones.

Reducción del déficit

Montero ha destacado además que el aumento del gasto social no implicará un aumento del déficit. “Se han suspendido las reglas fiscales pero no la responsabilidad fiscal”, ha asegurado, “seguimos comprometidos con la reducción del déficit”. En ese sentido, el Gobierno pronostica que el saldo negativo se reduzca del 8,4% del PIB en 2021 al 5% en 2022, lo que supone también una reducción “de más de la mitad” respecto al de 2020. Para 2023 y 2024 el Ejecutivo espera que el déficit pase al 4,0% y el 3,2%.

“El impacto de la pandemia ha golpeado con fuerza a las cuentas públicas porque el Gobierno salió al rescate”, ha explicado la ministra, pero al mismo tiempo  “sentó las bases de la recuperación”.

Así, Montero espera unos ingresos tributarios de 232.352 millones de euros el próximo año, lo que supone un aumento recaudación del 8,1% respecto a la previsión de cierre de 2021, año en el que los ingresos fiscales crecerán más de un 10%.

El incremento para 2022 responde al crecimiento de la recaudación en todas las figuras fiscales. En concreto, para el IRPF se prevé un alza del 6,7%, hasta los 100.132 millones; para Sociedades se contempla una subida de recaudación del 11,8%, hasta los 24.477 millones y para el lVA del 9,5%, hasta los 75.651 millones.

Techo de gasto

Montero ha recordado que el límite de gasto no financiero, conocido como ‘techo de gasto’, del Presupuesto del Estado para 2022, se mantiene en los 196.142 millones de euros, en la línea con la cifra registrada un año antes, incluyendo transferencias extraordinarias a las comunidades autónomas y Seguridad Social y parte de los fondos europeos. En concreto, se incluirán un total de 27.633 millones correspondientes a los fondos europeos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA