Interior cesa a un oficial de la Guardia Civil enlace en el EMAD por vacunarse junto al JEMAD y otros cargos militares

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Ministerio del Interior ha cesado al oficial de la Guardia Civil que hacía de enlace en el Estado Mayor de la Defensa (EMAD) por vacunarse contra el Covid-19 junto al Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el general Miguel Ángel Villarroya, y otros cargos militares, han informado a Europa Press fuentes del departamento de Fernando Grande-Marlaska.

La decisión que afecta a este teniente coronel del Mando de Operaciones se tomó después de que Grande-Marlaska recabara ayer información a través de la cadena de mando de la Guardia Civil. Al confirmarse que este cargo de libre designación participó de la polémica vacunación, el ministro del Interior firmó su cese.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, aseguró este viernes que desconocía la vacunación de cargos militares y pidió un informe al JEMAD para tener la información en detalle del protocolo que se ha seguido para establecer las prioridades dentro del EMAD.

Fuentes del Estado Mayor explicaron a Europa Press que las Fuerzas Armadas cuentan con su propio cupo de vacunas dentro del reparto del Ministerio de Sanidad y, dentro de ellas, el Estado Mayor redactó un protocolo que prioriza al personal sanitario, miembros de las misiones internacionales y después la cadena de mando, siguiendo un criterio de edad.

Varias asociaciones profesionales de la Guardia Civil y sindicatos de la Policía Nacional pidieron este viernes explicaciones por esta vacunación que consideran una «grave desconsideración» hacia otros colectivos.

Censuraban que haya «privilegios» porque algunos «intentan adelantarse a los planes del Ministerio de Sanidad por una puerta trasera, por mucho que sean mandos». También hay voces que piden que se depuren responsabilidades, al igual que ha ocurrido con cargos políticos.

También desde la asociación profesional de las Fuerzas Armadas AUME censuraron los «privilegios» del JEMAD y otros altos cargos militares y exigieron la asunción de responsabilidades a quienes «deben no solo dar ejemplo sino también cumplir y hacer cumplir con lo establecido por las autoridades sanitarias».