Currently set to Index
Currently set to Follow

IFM eleva posiciones en Naturgy por primera vez tras su OPA y alcanza un 11,021% del capital

Sede de Naturgy en Barcelona

Sede de Naturgy en Barcelona. Autor: Naturgy

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El fondo australiano IFM ha movido posiciones en Naturgy por primera vez tras el resultado de su OPA para entrar en el capital de la energética presidida por Francisco Reynés, y ha acudido al mercado para elevar su participación por encima del 11%.

En concreto, IFM ha escalado en el capital de la energética hasta un 11,021%, tras comprar un 0,19%, valorado a los actuales precios de mercado en algo más de 42 millones de euros, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El fondo pasa así a controlar un paquete de 106,857 millones de acciones de Naturgy, valorado algo más de 2.400 millones de euros. Los títulos de la compañía caían en Bolsa esta sesión en torno a un 2%, hasta los 22,49 euros a las 16.58 horas.

A finales de enero de este año, el fondo lanzó una OPA para hacerse con hasta un 22,69% de Naturgy a un precio de 22,07 euros por acción. No obstante, IFM se tuvo que conformar con una representación en el capital de la compañía bastante inferior a lo que pretendía, rebajando su mínimo de aceptación al 10,8% que acudió a su oferta.

Con este movimiento en el capital de la energética, IFM consolida su posición como el cuarto principal accionista de la empresa, tras CriteriaCaixa, el primero con el 26,7% del capital, y los también fondos CVC y GIP, con el 20% cada uno. La estatal argelina Sonatrach es el quinto principal accionista de Naturgy, con el 4,1%.

La oferta lanzada por IFM tuvo como respuesta la decisión de CriteriaCaixa de reforzarse en el accionariado de Naturgy, elevando su participación con diversas compras en el mercado hasta el actual 26,7%.

ENTRADA EN EL CONSEJO

Tras la OPA, IFM mostró su intención de apoyar «activamente» a Naturgy para contribuir a completar su visión a largo plazo, que se basa en un plan industrial que apoye la creación de valor de la compañía basado en inversiones sostenibles y razonablemente rentables vinculadas a la transición energética, una disciplina financiera y de estructura de capital (en línea con un rating ‘investment grade’) y una propuesta de dividendos «prudente», en línea con la nueva política de reducción del dividendo incluida en el Plan Estratégico 2021-2025, «o incluso potencialmente un dividendo menor si fuera necesario».

Además, el fondo prevé estar representado en el consejo de administración de la energética con un asiento, frente a los dos a los que habría aspirado de haberse hecho con el 22,7% del capital.