IAG se deja un 10% en bolsa desde la aparición de Ómicron

IAG

IAG. Autor: Europa Press

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La aparición de Ómicron, la nueva variante del Covid-19 de la que todavía se sabe poco, ha echado por tierra buena parte de las esperanzas de que IAG cierre 2021 con saldo positivo en bolsa, después de que 2020 ya fuese un año para olvidar.

Hoy las acciones del holding que agrupa a Iberia, British Airways o Aer Lingus retrocedían un 0,87% al cierre hasta marcar 1,658 euros dentro de un Ibex 35 que finalmente se dejaba un 0,95%. Si se compara su actual cotización con los 1,837 euros del 25 de noviembre –justo antes de que Ómicron provocase una desbandada en el parqué- los títulos caen un 9,75% en estas casi dos semanas.

Solo el viernes 26 de noviembre IAG se desplomó un 15,6%, y la recuperación de días posteriores no ha sido suficiente para recuperar los niveles previos. La incertidumbre en el mercado ha aumentado por el repunte de casos de Covid en toda Europa y la aparición de Ómicron, variante de la que todavía se conoce poco: aunque algunas informaciones apuntan a que podría causar síntomas más leves, también podría ser más contagiosa. Y sobre todo, está en duda que se mantenga la eficacia de las actuales vacunas.

Si se echa la vista al acumulado del año, IAG cae algo más de un 7,4%, con la capitalización bursátil en el entono de los 8.250 millones de euros. No logra de este modo levantar cabeza después de que en 2020 acumulase una caída de algo más de un 60% debido al impacto del Covid.

IAG llegó a situarse al borde de perder el euro por acción (1,008 euros el 2 de octubre de 2020) durante la segunda ola del Covid-19 en España. Si se utiliza este mínimo como referencia, sus acciones han rebotado más de un 60%.

Sin embargo, la perspectiva no es tan optimista si se comprueba que a mediados de marzo de este año, cuando comenzaron las campañas masivas de vacunación, los títulos de IAG llegaron a superar los 2,5 euros (2,53 euros el 15 de marzo). Si se hace la comparación en estos casi nueve meses, el resultado arroja un descenso de más de un 35%.