Felipe VI ensalza el papel de su padre en el triunfo de la democracia el 23F

Felipe VI en el Congreso con motivo del aniversario del 23F. (Casa de SM el Rey)

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Felipe VI ha ensalzado el papel de su padre, Juan Carlos I, en el “triunfo” de la democracia el 23 de febrero de 1981. Ese día, ha afirmado, el ahora rey emérito “asumió como Jefe del Estado su responsabilidad y su compromiso con la Constitución” para que se tomaran las medidas necesarias para mantener el orden constitucional. Según ha defendido, “su firmeza y su autoridad fueron determinantes para la defensa y el triunfo de la democracia”.

Así lo ha señalado en un discurso en el Congreso con motivo del 40 aniversario del 23F, que ha estado marcado, entre otras cosas, por la ausencia del propio Juan Carlos I. Para el monarca “España vivió un ataque de extraordinaria gravedad contra su sistema democrático de derechos y libertades”. Ese día, ha continuado, el Congreso “permaneció temporalmente cautivo por la actuación de fuerzas contrarias al camino de libertad y progreso emprendido por los españoles con una gran ilusión y esperanza en el futuro”.

Para el Rey el “rechazo institucional y ciudadano a la ruptura de nuestro marco de convivencia fue decisivo para detener y vencer aquel golpe de Estado”. También, “la honda convicción democrática de los parlamentarios y miembros del Gobierno” retenidos en Cámara “confirmó el sentir de los ciudadanos a los que representaban y a los que servían”. En este punto, ha destacado la figura de Adolfo Suárez.

“Esa noche yo fui testigo también -todavía niño- de aquel episodio histórico y aprendí el inmenso, el incalculable valor que tiene la libertad para el pueblo español”, ha asegurado.

Proteger la democracia, un “bien delicado”

Dicho esto, Felipe VI ha llamado a proteger la democracia, que “es un bien delicado que precisa del mayor cuidado y de un respeto y dedicación permanente por parte de todos”. “Porque somos conscientes de que su erosión pone en cuestión y, por tanto, en peligro, los derechos y libertades de los ciudadanos”, ha advertido. Según ha sostenido, “la democracia, a través de sus instituciones representativas, debe saber afrontar siempre, con espíritu constructivo y sin perder sus fundamentos, los nuevos retos que la sociedad tiene ante sí”.

Para el monarca “ahora tenemos, sin duda, la responsabilidad y la obligación moral de continuar nuestro proyecto común”, que pasa por “fortalecer, acrecentar y enriquecer ese camino de libertad y democracia que, desde hace más de 40 años, es guía y referencia de nuestra comunidad histórica, social y política”

“Y hoy, cuando celebramos la victoria de la democracia aquel 23 de febrero del año 1981, es una ocasión muy oportuna para reconocer y ensalzar la plena vigencia y fortaleza de sus valores y principios; y para reafirmar y renovar el compromiso de todas las instituciones del Estado con nuestro sistema democrático de derechos y libertades”. Algo que, ha asegurado el Rey, “se lo debemos a quienes lo defendieron entonces” y “a las nuevas generaciones en cuyas manos estará el futuro de España”.

“Se lo debemos, en definitiva, al pueblo español que, días después de aquella noche que hoy recordamos, manifestó de manera ejemplar su defensa de la libertad, la democracia y la Constitución”, ha concluido.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA