El Gobierno cree que Guindos merece estar en el BCE por ser el “artífice del milagro español”

Íñigo Méndez de Vigo, ministro de Educación, Cultura y Deporte y portavoz del Gobierno
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Cada vez queda menos para que se resuelva el misterio de quién será el nuevo vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE): el español Luis de Guindos o el irlandés Philip Lane. Esta carrera llega a su fin y aumentan los rumores sobre qué harán países como Francia o Alemania. A la espera de que la próxima semana se conozca el nombre del elegido, el Gobierno se muestra “confiado”.

Nosotros creemos que Guindos será elegido”, ha asegurado el portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, en la tradicional rueda de prensa de los viernes tras el Consejo de Ministros. “Y lo creemos”, ha remarcado, “porque goza de un enorme prestigio por la labor que ha llevado a cabo en España”. Y es que, según ha explicado el también ministro de Educación, Guindos, “junto a otros ministros del área económica, ha sido el artífice del milagro español”. Para el Gobierno esto “avala” la candidatura del titular de Economía “para un puesto muy importante para España como es el de la vicepresidencia del BCE.

Previamente, Méndez de Vigo no ha escondido el malestar de Moncloa con el Partido Socialista. “Al Gobierno le ha chocado la actitud de algunos partidos, no de UP (Unidos Podemos), que sabemos que siempre se opone a todo, pero le ha chocado la actitud del PSOE”, ha reconocido el portavoz del Ejecutivo, que ha recordado que los socialistas se opusieron a la candidatura de Guindos en un primer momento al entender que era “un insulto, un desprecio a las mujeres”.

Algo que no entienden en las filas de Moncloa, ya que Méndez de Vigo ha sostenido que “siempre pensábamos que había que elegir al mejor candidato con independencia de que fuera hombre o mujer”.

Asimismo, ha respondido a aquellos que defendían la necesidad de consensuar el nombre del candidato con la oposición y, en especial, con el PSOE. Ante esto, ha destacado que “es prerrogativa del Gobierno presentar un candidato”. “No miramos la adscripción ideológica de un candidato cuando nos parece bueno y para la Presidencia del Eurogrupo el Gobierno español apoyó al candidato socialista”. En aquel momento, ha continuado el ministro de Educación, Mariano Rajoy “no pensó si era socialista o era popular o de otro lado. Pensó que era el mejor”.

Méndez de Vigo ha tirado de hemeroteca y se ha remontado a las elecciones del pasado 2011. En concreto, después de esta cita en las urnas, cuando “el Gobierno del PSOE presentó un candidato a la consejería del Tribunal de Cuentas”. “En aquel traspaso de poderes le dijimos al PSOE que retirase a ese candidato del trámite de votación y no lo hizo”, ha asegurado el portavoz del Ejecutivo, que ha lamentado que “presentó un candidato habiendo perdido ya las elecciones”.

Por todo ello, “lecciones ninguna”, ha señalado Méndez de Vigo, que ha criticado que el “único pecado” de Guindos es “no ser mujer y ser del PP”.