Presiones en el Eurogrupo para que Lane abandone la carrera con Guindos por el BCE

Luis de Guindos, ministro de Economía
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La carrera de Luis de Guindos por alcanzar la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE) no se ha visto ni mucho menos truncada pese al apoyo del Parlamento Europeo a su rival, el irlandés Philip Lane. La Eurocámara no tiene capacidad real de decisión, sino que ésta corresponderá, previa propuesta del Eurogrupo, a los líderes de la UE, involucrados en el habitual juego de ajedrez de las instituciones europeas.

Según publica Financial Times, el ministro español tiene el respaldo de varios estados miembro, entre ellos Francia y Alemania, lo que significa que Guindos muy probablemente pasará el umbral necesario de apoyo para alcanzar el cargo, que pasa por el voto a favor de 14 países que representen al menos el 65% de la población de la eurozona.

En este escenario, están surgiendo también presiones para que Lane abandone la carrera, con el objetivo de que el bloque no dé ninguna señal de división. Un alto funcionario de la UE señala al diario británico que los ministros de Finanzas estaban muy interesados ​​en elegir un candidato “sin que se realice una votación”, permitiendo a Guindos ser nombrado por consenso.

Por el momento, Dublín ha insistido en que no tiene ninguna intención de retirar la nominación del actual gobernador del Banco Central de Irlanda. “Continuaremos buscando apoyo para el candidato en los próximos días”, destaca una portavoz del Ministerio de Finanzas del Tigre Celta a FT.

En caso de que no consiga el puesto de vicepresidente, Lane podría acabar alcanzando el puesto de economista jefe del BCE, que queda vacante el próximo año. El banquero central irlandés es visto como uno de los mejores economistas en el Consejo de Gobierno del BCE, al que se unió en 2015.

La amplia experiencia en política monetaria del irlandés fue uno de los factores que habría decantado la decisión del Parlamento Europeo de apoyar su candidatura, frente a un Guindos que presenta un perfil más financiero, con su experiencia en Lehman Brothers o la auditora PwC. De hecho, algunos grupos parlamentario expresaron “sus reservas” respecto al actual ministro español.