El CEO de BBVA responde a Calviño que los sueldos de los banqueros los marca el mercado

Carlos Torres Vila, presidente de BBVA y Onur Genç, consejero delegado

Carlos Torres Vila, presidente de BBVA y Onur Genç, consejero delegado. Autor: BBVA

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El consejero delegado de BBVA, Onur Genç, ha salido al paso de las críticas de la ministra de Economía, Nadia Calviño, sobre los sueldos de las cúpulas bancarias en plena oleada de despidos del sector. En su comparecencia para presentar los resultados del primer trimestre, el banquero turco ha defendido que estas remuneraciones “están muy reguladas” y responden a la “competencia por el talento”.

“Los salarios están muy regulados”, ha apuntado Genç en referencia a los “plazos, múltiplos y otros requisitos” que fijan las autoridades europeas, y “además la retribución la aprueban los accionistas”. El CEO de BBVA ha puesto en valor asimismo otro factor a su juicio “más importante”, como es el hecho de que “para que seamos competitivos competimos por el talento”. “El nivel de remuneración lo marca el mercado”, ha reflexionado el banquero, que ha destacado que un ex alto ejecutivo del banco “ahora trabaja en una importante empresa tecnológica en EEUU”.

“Teniendo en cuenta este hecho y la regulación muy clara”, ha reflexionado, en BBVA “hemos actuado de manera responsable”. No obstante, “entendemos todas las sensibilidades al respecto”, ha señalado en referencia a las críticas de Calviño.

La ministra señaló hace unos días que las retribuciones de los banqueros “no se corresponden en absoluto con la situación económica de nuestro país, y menos aún en entidades que están anunciando fuertes recortes de personal y cierre de oficinas”. Entre esos bancos que tienen un ERE en marcha se encuentra BBVA, que planea un recorte de 3.448 puestos de trabajo.

Justifica el ERE por la caída del negocio

En ese sentido, Genç ha defendido que el ajuste es necesario para “garantizar la viabilidad y el futuro empleo”. “Hay que enfrentarse al cambio radical en el comportamiento de los clientes”, ha añadido. Unas horas antes, durante la presentación a los analistas, el consejero delegado había asegurado que las transacciones en oficinas han caído un 50% en los últimos dos años.

“En dos años se ha reducido una parte del negocio a la mitad, eso es algo que requiere una reacción y es lo que estamos haciendo con estos planes de eficiencia”, explicó, aunque siempre es un proceso “complicado y doloroso en muchas dimensiones”.