Gobierno y sindicatos cargan contra los sueldos millonarios de los banqueros en plena oleada de despidos

Banco de España

Banco de España. Autor: Jaime Pozas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La oleada de despidos en la que se ha visto involucrada la banca española, y cuyos últimos ejemplos son los ERE de CaixaBank y BBVA, han vuelto a poner en el ojo del huracán los elevados sueldos y bonus que cobran los principales directivos de estas entidades. Sindicatos y Gobierno ya han cargado con dureza contra estas retribuciones.

CaixaBank anunció ayer a los sindicatos su intención de aplicar un ERE para 8.291 trabajadores, el equivalente a la mitad de la plantilla de la recién absorbida Bankia, si bien el recorte se aplicará por igual a empleados provenientes de las dos entidades fusionadas.

El banco celebrará el próximo 14 de mayo en Valencia su junta general de accionistas, en la que se someterá a votación la nueva política de retribuciones. De acuerdo con la propuesta elevada a la aprobación de los accionistas, el nuevo presidente, José Ignacio Goirigolzarri, percibirá una remuneración fija de 1,65 millones de euros, a lo que habría que sumar hasta un máximo de 200.000 euros en concepto de retribución variable. A estas cantidades se le unirá un incentivo a largo plazo, materializado en acciones de la entidad durante distintos ejercicios a partir del año 2025, en caso de cumplir con los objetivos establecidos por la entidad.

Como presidente de Bankia, Goirigolzarri cobró 500.000 euros en 2020 y renunció a la parte variable de su sueldo.

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, percibirá 2,26 millones de euros, la misma cantidad que el año pasado. Además, la parte variable de su sueldo ligada a objetivos asciende a 708.800 euros.

Un caso similar ocurre en BBVA, que aprobó en su junta de accionistas celebrada ayer la nueva política de retribuciones de la cúpula. Según ha publicado Infolibre, en esta cita se dio luz verde a elevar el bonus en 2021 a 157 millones a repartir entre 339 empleados. Destaca el variable que percibirá el presidente, Carlos Torres (1,6 millones de euros), y el consejero delegado, Onur Genç (1,2 millones).

Este acuerdo en junta permitiría a Torres aumentar su salario de 4,10 a 6,9 millones y a Genç de 3,4 a 6,32 millones de euros.

“Nos resulta escandaloso que en esta Junta se plantee la aprobación para consejeros y directivos de incrementos de retribución y pagos de bonus, que suponen en muchos casos, decenas y hasta centenares de veces, el salario medio de una persona que trabaja en BBVA, mientras se están planteando la destrucción de miles de puestos de trabajo”, señaló la representante de CCOO durante el turno de preguntas de esta junta. El banco inició la semana pasada la negociación de un ERE. Aunque aún no se conoce la cifra de afectados, se especula con unos 3.000 trabajadores.

Críticas de Calviño a los sueldos de los banqueros

La polémica ha saltado también a la arena política después de que esta misma mañana la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño, haya calificado como “inaceptables” los “altos sueldos y bonus pagados a directivos de las entidades”.

“Se trata de unas remuneraciones que no se corresponden en absoluto con la situación económica de nuestro país, y menos aún en entidades que están anunciando fuertes recortes de personal y cierre de oficinas”, ha asegurado. Estas retribuciones suponen “una preocupación” para el Gobierno, que así lo ha trasladado a las propias entidades y al Banco de España.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish