El cambio climático es la principal amenaza mundial, incluso por encima de la pandemia

Protestas contra el cambio climático en España

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El cambio climático ya es la mayor amenaza a la que se enfrenta el planeta en los próximos años, por encima incluso de la pandemia, según un estudio realizado por IPSOS, la multinacional de investigación de mercados y la consultora Eurasia Group para el Grupo AXA, que refleja que sin embargo, para España el mayor riesgo es la ciberseguridad.

El estudio refleja que tanto expertos como población en general opinan que los gobiernos no están suficientemente preparados para enfrentarse a los desafíos que ya está planteando el cambio climático. Así, solo el 19 por ciento de los expertos mundiales preguntados confían en las administraciones públicas para mitigar la amenaza del cambio climático.

De hecho, los españoles son los europeos que menos confían en la Unión Europea y en el Estado para afrontar los riesgos futuros. Incluso, en España, menos del 40 por ciento opina que las autoridades sabrán gestionar estos riesgos derivados del cambio climático, la pandemia, la inestabilidad económica o el descontento social.

Por otro lado, la segunda amenaza que enfrenta al planeta es la ciberseguridad, ya que según el estudio de AXA este riesgo ha subido en los últimos 3 años en un 7 por ciento con el aumento de los ataques cibernéticos realizados por organizaciones criminales privadas y por las guerras cibernéticas.

Los resultados de la encuesta –realizada a 3.500 expertos en riesgos de 60 países y a 19.000 personas de otros 15 países– revelan que, mientras los expertos de todo el mundo consideran que la principal amenaza del futuro la constituyen los riesgos asociados al cambio climático, sus colegas españoles creen que esta la primera causa de los riesgos del futuro es la ciberseguridad, mientras que dejan en segunda posición a los problemas derivados del clima.

Los expertos irlandeses, belgas y españoles son los que, en mayor porcentaje, creen que la principal amenaza de las sociedades en los próximos 5 o 10 años será la relacionada con el ciberterrorismo.

Por otro lado, el panel de expertos españoles es el que menor percepción tiene del riesgo climático (52 puntos, frente a los 70 de Irlanda, que es el grupo de expertos europeos más concienciado en
este aspecto). Sin embargo, destacan Italia y España, como los países donde un mayor número de expertos alerta de los desafíos derivados de los movimientos demográficos.

El tercer riesgo que preocupa a la población mundial es la salud, la encuesta da a conocer la «inquietud» que existe por enfermedades crónicas o pandemias. La población española, sigue preocupada por el riesgo de una epidemia o las enfermedades infecciosas aún después de la vacunación frente al covid-19 no ha disminuido la preocupación por la salud.

Igualmente, para los españoles la ciberseguridad se convierte en el primer riesgo del futuro, siendo también para expertos irlandeses, belgas y españoles la principal amenaza en los próximos 5 o 10 años el ciberterrorismo.

LOS ESPAÑOLES LOS QUE SE SIENTEN MÁS VULNERABLES

Las conclusiones de la encuesta muestran que los españoles con 7,9 puntos sobre 10, son los europeos que sienten mayor vulnerabilidad, frente al 7,2 de la media mundial. A su vez, los expertos del país son los que «peor» balance sacan de los últimos 5 años en comparación con el resto de europeos.

De entre todos sus colegas, son quienes se consideran más vulnerables que hace un lustro tanto a nivel mundial, continental, de país o local. Del mismo modo, la población española en general se siente más insegura que hace cinco años, especialmente a nivel local y de país.

Conforme a la encuesta de AXA, el 56 por ciento de los españoles (el mayor porcentaje de toda Europa después de Francia) cree que la globalización tiene un impacto «negativo» porque existe una probabilidad «más alta» de que se expandan los riesgos y las consecuencias de estos.

Por último, la encuesta de AXA destaca la «gran confianza» que dan los ciudadanos y expertos españoles a la comunidad científica. En caso de una crisis a nivel mundial, los expertos confían en un 84 por ciento y los ciudadanos en un 81 por ciento para que este colectivo ayude a salir de ella.

Este nivel de confianza se reduce cuando se pregunta a los encuestados por las administraciones públicas, ya que en las tres áreas más importantes en las que los españoles creen que tienen una mayor concienciación y conocimiento son las pandemias y enfermedades infecciosas, las enfermedades crónicas y el cambio climático. Pero, precisamente, reconocen que tienen «muy poca confianza» en el nivel de preparación de las administraciones públicas para afrontar los riesgos futuros.

Tanto es así que los resultados apuntan que menos del 40 por ciento de los españoles opina que las autoridades sabrán gestionar las consecuencias derivadas de una nueva pandemia, la inestabilidad financiera, la inestabilidad geopolítica, los riesgos macroeconómicos, los riesgos de política fiscal y monetaria, el descontento social y los conflictos regionales, los riesgos del mercado laboral, el cambio climático o los riesgos relacionados con el uso de las tecnologías.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA