El bund alemán, a las puertas de ofrecer rentabilidad por primera vez en tres años

Billetes euro

Billetes de euro

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La subida de las rentabilidades de la deuda en este inicio de año por las expectativas de una normalización de la política monetaria ha dejado al bund alemán de deuda a diez años a punto de ofrecer un rendimiento positivo por primera vez en los últimos tres años.

La rentabilidad del bund a diez años se situaba en el mercado secundario en el -0,03%, después de subir la semana pasada a su nivel más alto desde mayo de 2019, según recoge Financial Times. A mediados del mes pasado, la rentabilidad se situaba en un mínimo del -0,4%.

El rápido repunte de los rendimientos, liderado por EEUU, refleja la creciente confianza de los inversores en que la variante Ómicron no logrará hacer descarrilar la recuperación económica mundial, lo que podría permitir a los bancos centrales reducir las compras y aumentar los tipos de interés para combatir la inflación.

“La demanda del Banco Central Europeo (BCE) ha sido muy importante para la historia de los rendimientos negativos”, explica al diario británico Mike Riddell, gestor de carteras de Allianz Global Investors. “Tiene sentido que una reducción de las compras provoque una subida”.

La rentabilidad del bund años se situó por primera vez por debajo de cero en 2016, después de que el BCE recortara los tipos de interés por debajo del 0% para hacer frente a su último gran reto: la crisis de la deuda griega. El cambio de los rendimientos, antes impensable, a territorio negativo significó que los inversores estaban dispuestos a pagar a Alemania por prestarle dinero al país.

Los rendimientos se recuperaron más tarde, pero los nuevos estímulos del BCE ante la desaceleración económica los volvieron a situar por debajo de cero en 2019. El estallido de Covid hizo que se quedaran ahí.

En su reunión de diciembre, el BCE anunció que empezaría a reducir sus compras de activos, poniendo la fecha de caducidad del PEPP a finales de marzo.

La subida de las rentabilidades también era patente en otros países. El bono español a diez años ofrecía hoy una rentabilidad del 0,65%, el doble que hace un mes. El bono italiano escalaba hasta el 1,34%, sus máximos de 18 meses.