Detectado un error sobre la propiedad de fincas en Meirás pero el Estado no teme que afecte al fallo

Pazo de Meirás
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Audiencia Provincial de A Coruña, ante la que los Franco recurrieron el fallo que les condenó a la devolución al Estado del Pazo de Meirás, solicitó documentación relativa a la propiedad de fincas al detectar un «error».

Desde fuentes judiciales consultadas por Europa Press han explicado que se pidió una documentación vinculada a los bienes relacionados con Francis Franco «y si sus participaciones las pasó o no a la empresa Pristina».

«Hay un error», han apuntado, a su vez, desde la Delegación del Gobierno que han precisado que «no coinciden» los datos del «registro de la propiedad con el catastro».

No obstante, al ser preguntados si existe preocupación por la posibilidad de que esto diese lugar a la anulación del juicio y la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña, han descartado temor a este respecto.

«En principio no hay problema», han dicho remitiéndose «a lo que dice» la representación legal de los Franco tras trascender que no pedirán la nulidad.

Sin «fundamento» para nulidad

Al respecto, el alcalde de Sada, Benito Portela, en declaraciones a Europa Press, ha asegurado que no hay «ninguna causa ni fundamento para una nulidad de las actuaciones». «El asunto está aclarado y solventado», ha manifestado tras confirmar que el miércoles la representación legal de los herederos del dictador aportó documentación a este respecto.

Con ella, ha expuesto, «se resuelven todas las dudas expresadas por la Audiencia». «Una documentación en la que queda probado, con dos documentos notariales, que Francis Franco aportó a la sociedad Pristina, personada en el proceso, la séptima parte de la totalidad de las fincas registrales objeto de la sentencia».

Por ahora, el pleito está a la espera de que la Audiencia de A Coruña se pronuncie sobre el recurso que presentaron los herederos del dictador ante la misma. En concreto, los Franco pidieron la revocación del fallo del Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña que les condenó a devolver el Pazo de Meirás. Sobre esta sentencia, la calificaron de «notoriamente parcial, sesgada y tendenciosa».