CSIF exige a Aena que ponga fin a la ‘mafia de las maletas’ que recauda 12 millones en negro

Aeropuerto
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado la pasividad de Aena frente a la llamada mafia de las maletas en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. El sindicato asegura que, según Sinapsis Trading, concesionaria hasta hace poco del embalaje de equipaje en el aeropuerto madrileño, esta trama ilegal ha recaudado ya 12 millones de euros en dinero negro.

CSIF afirma que no entiende “por qué Aena mira para otro lado ante la presencia de personas que plastifican maletas en este aeropuerto de manera ilegal”. “¿Por qué la empresa no presta ninguna atención a la cantidad de artículos que hemos escrito acerca de esto y en los que le pasamos una copia a los responsables? Nunca hemos recibido una respuesta”, denuncia el sindicato.

El problema ya supera los tres años, alerta Cayetano Conesa, delegado de CSIF en Aena, recordando que aunque la concesión para explotar este servicio lo llevaba la empresa Sinapsis Trading Conesa esto también afecta a los trabajadores de Aena. “Porque da mala imagen de cara a nosotros mismos y al exterior. Y también coloca en peligro a nuestro personal de atención al cliente que en ningún caso debe hacer un trabajo de vigilante de seguridad”.

Sinapsis Trading se ha querellado contra Aena y en su escrito hace notar que, tras un trabajo de sus detectives, contabiliza más de 156 embaladores ilegales “que no sólo están robando a la clientela, sino también increpando con violencia a sus empleados”. La empresa insinúa que puede haber directivos de Aena que estarían haciendo la vista gorda.

Sin embargo, el operador aeroportuario español lo desmiente.Según recogió hace unos días Europa Press, Aena asegura que aunque no es “responsable de los operadores ilegales” sí está actuando “contra los plastificadores ilegales”.

Y asegura que también es “víctima de estas actuaciones” que afectan a “su propia imagen” pero que no tiene “competencia en la seguridad de las zonas públicas del aeropuerto”. Además, critica que Sinapsis dejase de pagar las cantidades pactadas en el contrato de concesión del servicio en julio de 2016. La concesionaria, sin embargo, recuerda que en noviembrepresentó una demanda de medidas cautelares solicitando que el juzgado reconociera su derecho a no pagar la renta al entender que Aena les había garantizado un mercado de explotación que ya no existía, según Europa Press.