Cómo conseguir financiación para una promoción inmobiliaria con el Covid-19

Prestamos vivienda

Vivienda

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La financiación siempre es un elemento crucial a la hora de realizar una promoción inmobiliaria. Cualquier empresa que considere un proyecto inmobiliario debe contar con este factor cerrado antes de emprender cualquier tipo de promoción. Las características de la financiación a conseguir (recursos propios o financiación ajena, plazo de la misma, garantías a aportar, condiciones) dependerá muy en concreto del riesgo que exista y de la capacidad y rapidez con que se puedan generar los ingresos necesarios para devolver esta financiación. Dentro de las diferentes opciones de alcanzar financiación, siempre existe el préstamo promotor 

La financiación, en tiempos normales, siempre ha sido un obstáculo a superar antes de emprender un proyecto inmobiliario. Ahora, desde la crisis sanitaria derivada de la COVID-19, los accesos a la financiación resultan más complicados, ya que los requisitos han aumentado a la hora de cursar las solicitudes de financiación y los criterios de análisis y riesgo, especialmente para las constructoras e inmobiliarias, son más estrictos. Asimismo, cualquier empresa, empresario e inmobiliaria que busque emprender una promoción debe contar con la cuantía obligatoria de tener un capital propio. Obviamente, el terreno debe estar pagado y libre de cargas. En definitiva, que la consecución de financiación resulta, en ocasiones, un camino repleto de obstáculos.  

Entonces, ¿qué fórmulas existen a la hora de afrontar la financiación de una promoción inmobiliaria? Si bien es cierto que no es sencillo conseguir la financiación, sí hay muchas puertas a las que dirigirse, desde las más clásicas como son la financiación bancaria hasta algunas más arriesgadas como los fondos de inversión. También hay una serie de préstamos puente o de emprender un crowdfunding inmobiliario. Son formas alternativas de conseguir financiación. ¿Qué es un préstamo promotor? Se trata de una financiación dirigida a los promotores inmobiliarios y a quienes adquieran las propiedades terminadas incluidas en sus promociones, siempre que se subroguen en el préstamo que fue concedido al promotor, según se explica en documentación del Banco de España. Este tipo de obtención de financiación está en auge ante las estrictas medidas de financiación que deben negociarse con las entidades bancarias. En otras palabras, el capital privado es el encargado de otorga esa financiación necesaria a la hora de poner en marcha un proyecto inmobiliario. 

Las ventajas de acogerse a un préstamo promotor con capital privado, en comparación a la banca, son las siguientes: Posibilidad de desbloquear situaciones estancadas financieramente; período de carencia más largo; una mayor agilidad en la concesión del crédito y una mayor flexibilidad con el pago. Hay, como en todos los aspectos de la vida y de los negocios, un claro inconveniente: habrá que abonar un mayor interés. Normalmente, y salvo que exista un acuerdo de financiación con alguna entidad bancaria, las empresas del sector inmobiliario recurren al capital privado cuando quieren iniciar un nuevo proyecto viable y no disponen de la financiación inicial; bien desean finalizar ¡una construcción iniciada y que está paralizada por falta de liquidez para concluir la obra; porque las entidades bancarias les han denegado cualquier tipo de financiación; y porque necesiten liquidez de forma urgente y rápida para hacer frente a algún pago que no pueda esperar. 

 

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA