Rovi se hunde en bolsa tras la ‘contaminación’ de millones de vacunas de Moderna

Laboratorios Rovi

Laboratorios Rovi

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Rovi se situaba ya desde primera hora de la mañana como uno de los valores más castigados de la bolsa española. La razón la decisión de Japón de suspender el uso de 1,6 millones de vacunas de Moderna ante un posible riesgo de contaminación. En principio los lotes afectados habrían sido producidos en las instalaciones de Rovi en España.

Las acciones de Rovi caían más de un 6% durante los primeros compases de la negociación del mercado continuo, pero según avanzaba la sesión el castigo se iba profundizando, hasta un descenso de un 13,38% y 56,30 euros al cierre. El valor acumula todavía una revalorización de un 51% en lo que va de año, con la capitalización bursátil en unos 3.200 millones de euros.

Buena parte de este desempeño tan positivo está vinculado al acuerdo con Moderna para la fabricación de las vacunas contra el covid-19 de la farmacéutica estadounidense. Rovi espera poder fabricar hasta 1.400 millones de dosis de esta vacuna al año, y para ello ha invertido en nuevas líneas de producción.

Japón suspende el uso de lotes de la vacuna de Moderna que pudieron fabricarse en España

Por ello, el nuncio hoy de Japón ha sentado como un jarro de agua fría a los inversores. En concreto, el Ministerio de Salud de Japón ha suspendido este jueves “como medida de precaución” el uso de 1,6 millones de vacunas de Moderna después de haber hallado en varios viales “materiales extraños”.

La cartera japonesa ha comunicado que se han confirmado sustancias extrañas desde el 16 de agosto en ocho sitios de vacunación y el socio japonés de Moderna, Takeda Pharmaceutical, ha instado a las instituciones a no usar ninguna dosis con anomalías.

Por su parte, un portavoz de la farmacéutica Moderna ha informado de que se está reteniendo los lotes mientras se investiga el problema de fabricación, cuyas primeras hipótesis apuntan a que fue producido en su centro ubicado en España.

Asimismo, el Ministerio de Salud japonés ha detallado que “el tamaño de las sustancias extrañas confirmadas en 39 viales es de unos pocos milímetros y se desconoce qué elementos son”, además de pertenecer a unos lotes producidos al mismo tiempo en Madrid, según recoge la agencia Kiodo.

El laboratorio estadounidense ha insistido en que en todo caso, en los lotes afectados no se han identificado problemas de seguridad o de eficacia contra la enfermedad.

Rovi está trabajando ya en la investigación de las causas de estos problemas de calidad para asegurarse de conocer el origen del problema, solucionarlo y evitar su recurrencia, bajo la supervisión del regulador estatal competente, es decir, la AEMPS.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA