CaixaBank resuelve las 6.452 salidas voluntarias de empleados en siete meses

La Caixa CaixaBank

CaixaBank. Autor: Jaime Pozas

CaixaBank ha conseguido resolver la totalidad del excedente de empleo pendiente de ajustar en todas las áreas y territorios gracias a las medidas aplicadas en distintas fases, que han permitido concluir la reorganización de la estructura del banco en siete meses con 6.452 salidas voluntarias y sin necesidad de recurrir a la movilidad geográfica.

Según informaron a Europa Press fuentes de la entidad, este viernes CaixaBank y los sindicatos han mantenido la cuarta reunión de la comisión de seguimiento del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que pactaron el pasado mes de julio a raíz de la fusión con Bankia.

El acuerdo laboral recogía la salida de 6.452 trabajadores de la entidad. Para garantizar la voluntariedad de las salidas, el banco y los representantes de los trabajadores diseñaron un proceso de adhesión en varias fases.

Las medidas organizativas aplicadas han permitido ajustar la aceptación de salidas voluntarias en centros y territorios con exceso de solicitudes y resolver el excedente pendiente en otras áreas y provincias. Entre otras vías, se ha facilitado el traslado de empleados que estuvieran interesados en cambiar de provincia y se han convocado plazas para la incorporación en empresas del grupo, al centro de atención remota inTouch o en el centro de soporte a la banca digital.

Siete meses después de la firma del acuerdo laboral, la reorganización se da por completada al haber conseguido resolver ya de manera voluntaria el 100% del excedente identificado en todas las áreas y territorios.

Al haberse conseguido la reestructuración antes de lo previsto, no ha sido necesario finalmente aplicar la medida de movilidad geográfica, también recogida en el acuerdo laboral.

Hasta la fecha, ya se han materializado unas 3.900 del total de salidas pactadas, a través de varias ventanas, y está previsto que el próximo 1 de marzo se desvinculen de la entidad 555 personas más.

Ello supondrá que al cierre del primer trimestre se habrá completado el 70% de las 6.452 bajas voluntarias totales. Según dijo el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, durante la presentación de resultados anuales, las personas restantes saldrán en su mayoría en el segundo trimestre y en el mes de julio, mientras que algunas seguirán en el banco hasta finales de 2022.