CaixaBank aprueba los sueldos de Goirigolzarri y Gortázar con el voto en contra del FROB

José Ignacio Goirigolzarri y Gonzalo Gortázar caixabank bankia

José Ignacio Goirigolzarri y Gonzalo Gortázar. Autor: CaixaBank

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La junta de accionistas de CaixaBank ha aprobado hoy por mayoría la política de retribuciones de la cúpula directiva, incluyendo las remuneraciones del nuevo presidente, José Ignacio Goirigolzarri, y del consejero delegado, Gonzalo Gortázar. En esa mayoría no se incluye sin embargo el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), segundo mayor accionista del banco, que ha votado en contra.

Las remuneraciones de los banqueros han sido muy criticadas por los sindicatos en un momento en que el banco negocia un expediente de regulación de empleo (ERE) para 7.791 trabajadores. Pero también por la ministra de Economía y vicepresidenta segunda del Gobierno, Nadia Calviño, que hace apenas unos días llegó a calificar de “inaceptables” estas remuneraciones.

“Se trata de unas remuneraciones que no se corresponden en absoluto con la situación económica de nuestro país, y menos aún en entidades que están anunciando fuertes recortes de personal y cierre de oficinas”, aseguró Calviño, que añadió que le había trasladado su “preocupación” al Banco de España.

El Estado, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), es el segundo mayor accionista de CaixaBank con una participación del 16,1%. Por ello, existía un gran interés por saber qué decisión adoptaría. Finalmente, fuentes del FROB han confirmado a Europa Press que el organismo ha votado en contra del punto 12 del orden del día, relativo a la modificación de la política de remuneraciones de los consejeros. Se ha abstenido del resto de propuestas relativas a remuneraciones y ha votado a favor del resto de las propuestas que no tenían relación con este asunto.

Goirigolzarri defiende que los sueldos son inferiores a los de otros bancos

Durante su intervención en la Junta de Accionistas, el presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, ha salido al paso de las críticas vertidas tanto por la ministra Calviño sobre las remuneraciones de los consejeros. Según ha defendido, la remuneración por consejero en el caso de CaixaBank “se sitúa en niveles inferiores a los comparables”. Así, en 2020 fue un  50% respecto a la media de los otros bancos del Ibex excluyendo a Bankia.

En cuanto a su propio sueldo, “la retribución está en la línea con los esquemas tradicionales de CaixaBank” y es “inferior” a la de sus homólogos al frente de otros bancos. Un mensaje similar ha realizado sobre la remuneración del consejero delegado, Gonzalo Gortázar, con el mantenimiento de los importes fijos y variables por quinto año consecutivo. Su sueldo también se sitúa “sustancialmente por debajo de referencias sectoriales”.

Tal y como ha recordado, “la política de remuneraciones está absolutamente reglada”: la adopta el consejo de administración tras la propuesta de la comisión de retribuciones, que cuenta con mayoría de consejeros independientes y cuya labor “se realiza en base a políticas objetivas y con asesoramiento de empresas externas expertas en la materia”.

Lo sueldos de Goirigolzarri y Gortázar

De acuerdo con la propuesta aprobada por los accionistas Goirigolzarri percibirá una remuneración fija de 1,65 millones de euros, a lo que habría que sumar hasta un máximo de 200.000 euros en concepto de retribución variable.

Como presidente de Bankia, Goirigolzarri cobró en 2020 una remuneración fija de 500.000 euros y renunció a su retribución variable, que podía ascender a hasta un 60% de la retribución fija. Desde su llegada a Bankia en 2012, la retribución del banquero vasco estuvo sujeta a las limitaciones establecidas por la normativa aplicable a las entidades en reestructuración, que no resultan de aplicación al régimen de los administradores y directivos de CaixaBank.

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de la entidad, percibirá 2,26 millones de euros, la misma cantidad que el año pasado. Además, la parte variable de su sueldo ligada a objetivos asciende a 708.800 euros.

A estas cuantías se suman luego cuantías por seguros médicos o aportaciones a los planes de pensiones.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA