Bruselas expedienta a Hungría y Polonia por violar los derechos fundamentales del colectivo LGTBIQ

Hungría ha impuesto una norma que impide hablar de homosexualidad en los colegios y Hungría ha decretado "zonas sin ideología LGTB"

Bandera arcoiris izada en la Plaza de España de Sevilla con motivo del Día del Orgullo LGTBI

Bandera arcoiris

La Comisión Europea ha iniciado este jueves sendos expedientes sancionadores contra Hungría y Polonia por promover leyes que violan los derechos fundamentales de las personas LGTBIQ, el primero por la controvertida norma que prohíbe hablar de sexualidad en las escuelas y el segundo por decretar «zonas sin ideología LGTB».

El procedimiento de infracción arranca con el envío de una carta de emplazamiento que detalla las razones de la preocupación de Bruselas a las autoridades nacionales y les da un plazo de dos meses para enmendar la situación.

Los expedientes sancionadores prevén una segunda etapa de diálogo si no se resuelve el conflicto en esta primera fase y, en última instancia, el Ejecutivo comunitario podría elevar los casos ante el Tribunal de Justicia de la UE.

Más información