‘Bonolibros’, bajada del IVA y funcionarios ‘especializados’, peticiones de la cultura a Montero y Uribes

Rodríguez Uribes pide seguir los criterios de Sanidad para medidas sobre los deportistas de Tokio 2020
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La creación de unos ‘bonolibros‘ para la adquisición de ejemplares de lectura, la bajada del IVA del 10% al 4% o la ‘especialización’ de funcionarios para atender las especificidades del sector son algunas de las peticiones que el sector trasladará este viernes 16 de abril a los ministros de Cultura y Hacienda, José Manuel Rodríguez Uribes y María Jesús Montero, respectivamente.

Montero anunció la semana pasada una reunión telemática junto a su homólogo de cultura y representantes del sector cultural para tratar posibles medidas destinadas a paliar las consecuencias sufridas por los efectos de la pandemia del coronavirus. El encuentro está previsto finalmente a las 11.30 horas.

«El Gobierno es consciente de las dificultades extremas que estamos atravesando y, por tanto, estudiaremos su singularidad para que puedan beneficiarse de las medidas generales adaptadas a su perfil que ya se han puesto en marcha o las que se puedan diseñar o aplicar en el futuro», señaló la semana pasada la ministra.

Distintos representantes consultados por Europa Press, que participarán en la reunión, ya tienen preparadas algunas de las peticiones en el ámbito económico que esperan trasladar a ambos ministros.

«No pedimos ni más ni menos que otros sectores productivos de la economía española. Somos la cuarta fuente de ingresos del PIB y hay que tomarse en serio a esta industria, porque va a ser la más castigada y perjudicada y la última en abrir», ha señalado el presidente de la Federación Estatal de Asociaciones de Empresas Productoras de Teatro y Danza de España (FAETEDA), Jesús Cimarro.

Desde este sector se propondrá la rebaja del IVA de las entradas del 10% al 4% en el momento de la reapertura de los teatros, así como la reducción del IVA del 21% al 10% en las contrataciones de titularidad pública. Además, Cimarro espera que desde las autoridades empiecen a manejar el calendario de salida del confinamiento atendiendo a «cuándo se podrán abrir las puertas» de los teatros.

«En Francia ya están trabajando con la fecha a partir del 11 de julio. Que estudien cómo puede hacerse, que nosotros facilitaremos los mecanismos para que la gente pueda disfrutar con seguridad de esa vuelta a la cultura: si hay que llevar mascarillas o tenemos que poner un kit sanitario, se hará», ha indicado el productor teatral.

«VAMOS TARDE»
Desde la Unión de Actores y Actrices se apunta a la necesidad de que las nuevas medidas económicas del Gobierno tengan en cuenta la «intermitencia» laboral del sector, con una prestación por desempleo «ajustada» a esa situación. También pedirán una ‘ventanilla única’ para el régimen de artistas, con funcionarios ‘especializados’ que «conozcan estas especificidades y agilicen los procesos».

«Vamos ya muy tarde con respecto a otros países. Espero que Montero, que nos consta que ha seguido de cerca el Estatuto del Artista, tenga una sensibilidad mayor que el ministro de Cultura. Parece que se han puesto las pilas y hay que dar medidas que protejan a los trabajadores, para luego intentar reactivar el sector con un plan a medio plazo. Podríamos desaparecer si no es así», ha lamentado el secretario general de la Unión de Actores y Actrices, Iñaki Guevara.

LOS ‘BONOLIBROS’
Otro de los sectores participantes en la reunión será el del sector del libro, cuya Asociación de Cámaras ha recordado que se plantearán algunas medidas como la activación de un plan de compra para las bibliotecas a través del sistema librero en todo el territorio, «felixibilizando y agilizando los procedimientos».

Asimismo, consideran la necesidad de poner en marcha un ‘Bono libro’ para la adquisición de libros basándose en modelos ya puestos en marcha en algunas comunidades autónomas, como en Cataluña.

Por último, y entre otras medidas, reclamarán que se articulen medidas para el uso del sistema de chequelibros dentro de los programas de gratuidad de los libros de texto, para que estos se adquieran a través de cualquier librería por parte de las familias.