BBVA y Solaria, apuestas para la vuelta al cole en un Ibex que sigue chocando con los 9.000 puntos

ibex35 mercados bolsa

Bolsa de Madrid. Autor: Jaime Pozas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Tras el típico bajón de negociación de agosto, la bolsa española afronta la vuelta al cole con un ojo puesto en la evolución de la pandemia y otro en los movimientos de los bancos centrales. De momento, el Ibex 35 sigue recuperando terreno perdido aunque le está costando romper el techo de cristal de los 9.000 puntos. En este entorno todavía complicado, el analista independiente José Ramón Sánchez Galán analiza para El BOLETÍN las oportunidades que ofrece el parqué madrileño a los inversores: BBVA y Solaria se erigen entre las oportunidades que ofrece el Ibex, mientras que el experto aconseja prudencia con Cellnex.

Una de sus apuestas es BBVA, banco que “regresará al índice Euro Stoxx 50 a partir del próximo 20 de septiembre, un año después de ser excluida. ¿Razones? La subida de su cotización, recuperación tras la pandemia con una capitalización bursátil que se sitúa en los  37.500 millones de euros, después de anotarse un alza en lo que va de año del 41,3% y del 164% desde los mínimos de 2020, marcado precisamente en septiembre con su salida del Euro Stoxx 50”. Las acciones de la entidad se han beneficiado de la entrada de dinero que comenzó a llegar a los valores cíclicos en noviembre con el hallazgo de la vacuna contra el coronavirus y del impuso que propició después la expectativa del regreso al pago del dividendo, que el BCE confirmó en julio.

A favor de BBVA ha jugado además “su holgada posición de capital”, recuerda el analista independiente. La entidad renunció el año pasado al intento de fusión con Sabadell y conserva el excedente de capital que le ha proporcionado la venta de su negocio en EEUU. “La expectativa de una mayor retribución al accionista es un catalizador para el valor”, explica Sánchez Galán, que recuerda que el banco por el momento ha comunicado su intención de retomar este año un pay-out de entre el 35% y el 40% y de realizar un programa de recompra de acciones, que comenzará en noviembre, estimado en más de 3.000 millones.

Desde el punto de vista del análisis técnico, el analista señala que “los osciladores de divergencias se muestran a favor de una tendencia creciente y se decantan más por un sesgo optimista que pesimista”. “También se observa en el dinero institucional y privado que acumulan más que distribuyen, a favor de la tendencia al alza, lo cual lleva a una estructura alcista con máximos y mínimos mayoritariamente crecientes con objetivos de consolidar la zona de los 6 euros”. “Esto supondría superar este canal ascendente y poder plantearse una entrada en condiciones”, concluye Sánchez Galán, que da a BBVA una recomendación de “sobreponderar”.

Dando el salto al sector de las renovables, Solaria podría suponer también una oportunidad de inversión. “Las empresas de energías limpias han sido protagonistas de los últimos meses en bolsa favorecidas por el sector, aunque en las últimas semanas andaban siendo objeto de recogidas de beneficios debido a las fuertes subidas anteriores”, apunta. En cuanto a la propia compañía, “inauguró el pasado 17 de mayo cuatro plantas fotovoltaicas de 63 MW en Portugal y cuenta, además, con 440 MW en fase de desarrollo en ese país que se instalarán a partir de 2023, cumpliendo con el objetivo de llegar a 500 MW para 2025 en este país. El objetivo de la compañía como grupo es alcanzar los 18.000 MW en 2030”.

En el análisis técnico Sánchez Galán destaca que “tras un movimiento lateral, parece intentar un repunte al alza, pero para que esto suceda tendría que superar con firmeza el entorno de los 17,57 euros, es decir, mantenerse por encima de los 18,09 euros o bien por encima del nivel señalado durante tres sesiones consecutivas”. “¿Lo conseguirá?”, se pregunta el experto, “de momento, se encuentra por encima de sus tres medias a diferentes plazos. Pero los osciladores de tendencia no son muy claros al respecto”. “Esperemos que se mantenga por encima de los 16,62 a corto para tomar decisiones”, señala.

Fuera del Ibex 35, su apuesta es Amper. En el marco de su Plan Estratégico 2021-2024, la compañía ha adquirido mediante la suscripción de una ampliación de capital una participación del 25% que le permite el control y consolidación de la compañía española, Alfred Smart Systems S.L, por importe de 266 millones de euros. Con su Plan de Negocio la compañía trata de reforzar su estrategia y portfolio de soluciones tecnológicas IoT en el ámbito de la Transformación Digital, así como amplía sus competencias tecnológicas para la digitalización de todo tipo de espacios. De esta manera, podrá así proveer de soluciones para el sector inmobiliario y hotelero, orientadas a clientes propietarios de este tipo de activos a quienes, apoyando sus procesos de digitalización, les permitirá generar nuevos modelos de negocio, optimizar sus costes operativos de gestión y propiciar la generación de propuestas de más valor y servicio a sus clientes.

Desde el punto de vista del análisis técnico, el valor “presenta una figura de vuelta extensiva al alza que se está prolongando a lo largo del origen el pasado 19 de julio”. “La senda alcista no ofrece debilidad manifiesta y el canal se va formando con un techo actualmente en los 0,18 euros. El volumen acompaña más a los movimientos alcistas que bajistas y hay dinero tanto privado como institucional interesado en entrar. No se aprecian divergencias en los osciladores de tendencia”.

Dia y Cellnex, a la baja

Entre los valores sobre los que Sánchez Galán aconseja mantener la prudencia se encuentra la cadena de supermercados Dia. “El valor se mantiene en una monotonía que no le permite superar los 0,20 euros, que se va consolidando como un nivel de resistencia necesario a batir si deseamos ver de nuevo un movimiento creciente con cierta consistencia”, explica en el análisis técnico. “Por el momento, no es aconsejable negociarlo ya que tiene más visos de incluso corregir aún más a la baja que decantarse por una subida clara”, por lo que la recomendación es de “venta”.

La actualidad de la compañía ha estado protagonizada por la macroampliación de capital ha llevado a que Norges Bank alcanzase el 4,5% de la compañía tras la ampliación y pasa a ser su segundo accionista. La entidad está en el capital de Dia desde, al menos, el año 2015 y durante el ejercicio 2018 llegó a superar en varias ocasiones, incluso, el 5% de las acciones. “Recordemos que la ampliación de capital tenía como objetivo reforzar su balance financiero y evitar así la quiebra”, apunta el experto. Ya había comunicado semanas atrás que a la vista de la evolución de los resultados comparables de los últimos dos meses, los objetivos financieros adelantados el pasado 12 de mayo de 2020 “no constituyen actualmente una referencia válida para el seguimiento del desempeño de la sociedad”. Asimismo, alertó alerta sobre retrasos en su plan de negocio si no cubría su ampliación de capital, algo que no sentó muy bien en el mercado.

De vuelta en el Ibex 35, otro valor en el que habrá que tener cuidado es Cellnex. “Al margen de los buenos resultados presentados para el primer semestre del presente año y mejorar sus previsiones para todo el 2021, el resultado neto contable fue negativo en 67 millones de euros como consecuencia de las mayores amortizaciones y costes financieros asociados al intenso proceso de adquisiciones que mantiene el grupo y la consiguiente ampliación del perímetro, lo que invita a la prudencia en el mercado”, recuerda el analista independiente.

Desde el punto de vista del análisis técnico, Sánchez Galán le da una recomendación a Cellnex de “infraponderar”. “Desde el pasado mes de marzo estaba llevando un movimiento mayoritariamente creciente. No obstante, en la actualidad está conformando una figura de vuelta bajista con cierta fortaleza correctiva, pero es que venía de máximos históricos”.

“El problema de desandar el camino, podría llevar la posibilidad de llegar a la zona de los 55,60 euros, un 8,55%, completando los objetivos bajistas de la figura y cambiando así el sesgo optimista a pesimista. ¿Sería esto evitable? Sólo si el valor no llega más allá de los 58 euros y sugirieran divergencias en los osciladores de tendencia y negociación del valor. Por el momento, hagamos algo de caja y veremos que hace en esos niveles”, concluye el analista independiente.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA