Ayuso defiende el MWC en Barcelona y avisa de que otros prefieren que se vaya de España

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante su intervención en una conferencia-almuerzo en el Círculo Ecuestre de Barcelona
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha defendido este viernes que el Mobile World Congress (MWC) se quede en Barcelona, pero ha avisado de que «otros preferirían que se fuera» de España.

Lo ha dicho en una conferencia en el Círculo Ecuestre de Barcelona, después de que hace dos semanas dijera que quiere que el MWC se traslade a Madrid.

Ha achacado estas declaraciones a que lo dijo después de escuchar a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, «cuestionar el capitalismo y el libre mercado», y considera que se malinterpretaron sus palabras.

Según ella, quiso decir que prefiere que el Mobile se celebre en Madrid antes de que se vaya de España, pero quiere que se siga quedando en la capital catalana.

«Peleo para que se quede en Barcelona antes de que se vaya de España. Pero hay otros que preferirían que se fuera del país», ha advertido.

Preguntada por el Corredor Mediterráneo, ha destacado que los dirigentes del PP catalán le han transmitido su apoyo a este proyecto, por lo que ha asegurado que desde la Comunidad de Madrid también lo apoyarán: «Sé que es algo que siempre se ha querido y por eso me parece bueno. Lo apoyaremos y, en la medida de nuestras posibilidades, contribuiremos a ello».

«QUIERO SUMAR CON CATALUNYA»

En su intervención, Ayuso ha lamentado que Catalunya «nada tiene que ver con la que brillaba con luz propia ante el mundo», y ha apostado por conseguir crecer económicamente junto con esta comunidad autónoma y no a costa de ella.

«Quiero sumar con Catalunya. La idea de la fragmentación es la idea débil. Necesitamos reconstruir los puentes para hacer una España fuerte y unida», y ha tachado tanto el efecto de la capitalidad de Madrid como las acusaciones de ‘dumping fiscal’ de excusas para justificar que Catalunya haya perdido capacidad económica, según ella.

En este sentido, considera que el proceso soberanista «está convirtiendo a la que hasta hace poco era la región más próspera del país en una maraña burocrática y de obstáculos regulatorios en la que la supervivencia empresarial, por no hablar del emprendimiento, cada vez se hace más difícil», y ha acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de contribuir a ello por hacer concesiones al independentismo, en sus palabras.

Por eso, ha defendido la necesidad de que Madrid siga manteniendo sus datos económicos y acompañarlo con que el resto de comunidades sean prósperas: «Quiero un país en el que tanto Catalunya como Madrid sigamos siendo la locomotora de prosperidad y mejora de las condiciones de vida de nuestros ciudadanos».