Alemania atenúa las luces de la calle para hacer frente a la crisis de suministro energético

Farola

Farola

Alemania está racionando el agua caliente, atenuando el alumbrado público y cerrando las piscinas para hacer frente a una crisis energética que empieza a extenderse desde la industria a las oficinas, los centros de ocio y los hogares, informa Financial Times.

El enorme aumento de los precios del gas, provocado por la decisión de Rusia de reducir drásticamente el suministro a Alemania el mes pasado, ha sumido a la mayor economía de Europa en su peor crisis energética desde la crisis de los precios del petróleo de 1973.

Los importadores de gas y las empresas de servicios públicos luchan por sobrevivir, mientras las facturas de los consumidores se disparan, y algunos advierten de que aumentan las fricciones. “La situación es más que dramática”, ha asegurado Axel Gedaschko, jefe de la federación de empresas inmobiliarias alemanas al diario británico. “La paz social de Alemania está en gran peligro”, ha añadido.

CIERRE DE NORD STREAM

A medida que aumentan las tensiones por la guerra de Rusia en Ucrania, el Gobierno alemán teme que la situación pueda empeorar. El lunes, Rusia cerrará su principal oleoducto hacia Alemania, Nord Stream 1, durante 10 días de mantenimiento programado y muchos en Berlín temen que nunca se reabra.

El mes pasado, Alemania dio un paso crucial hacia el racionamiento de gas cuando el ministro de Economía, Robert Habeck, activó la segunda fase del plan de emergencia de gas del país. Ha advertido de que la situación en el mercado del gas y “tensa” y “no podemos garantizar que no vaya a empeorar”.

Habeck ha hecho un llamamiento a la población para que ahorre energía, y los ayuntamientos y los propietarios de inmuebles han atendido el llamamiento. El jueves, Vonovia, el mayor arrendador de viviendas del país, anunció que iba a bajar la temperatura de la calefacción central de gas de sus inquilinos a 17 grados entre las 11 de la noche y las 6 de la mañana. La medida supondrá un ahorro del 8% en gastos de calefacción.

LIMITAR LAS DUCHAS DE AGUA CALIENTE

Una asociación de viviendas de la ciudad sajona de Dippoldiswalde, cerca de la frontera checa, dio un paso más esta semana, diciendo que estaba racionando el suministro de agua caliente a los inquilinos. A partir de ahora sólo podrán ducharse con agua caliente entre las 4 y las 8 de la mañana y entre las 11 y las 13 horas.

Estas medidas podrían convertirse en rutina en las próximas semanas. Helmut Dedy, director de la Asociación Alemana de Pueblos y Ciudades, dijo que “toda la sociedad” debe ahora reducir su consumo de energía, ahorrando en verano “para que tengamos pisos calientes en invierno”.

Dedy hizo un llamamiento a los ayuntamientos de todo el país para que tomen medidas de emergencias e hizo algunas sugerencias: apagar los semáforos por la noche, cerrar el agua caliente en los edificios municipales, los museos y los centros deportivos, ajustar los aires acondicionados y dejar de iluminar los edificios históricos.

Algunos ya se han movilizado. El distrito de Lahn-Dill, cerca de Fráncfort, va a apagar el agua caliente de sus 86 escuelas y 60 gimnasios a partir de mediados de septiembre, una medida que espera ahorrarle 100.000 euros en costes de energía, y Düsseldorf ha cerrado temporalmente un enorme complejo de piscinas, el Münster-Therme.

Mientras tanto, Berlín ha bajado el termostato de las piscinas al aire libre, reduciendo su temperatura en dos grados. En el oeste de Alemania, Colonia reduce el alumbrado público al 70% de su potencia a partir de las 11 de la noche.

Los clientes residenciales también están tomando medidas, reactivando las estufas y chimeneas de leña. Las ventas de leña, pellets de madera y carbón, así como de bombonas y cartuchos de gas, se han disparado.