Aguirre se derrumba tras declarar por el Gürtel y rompe a llorar

Esperanza Aguirre, expresidenta de la Comunidad de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre se ha derrumbado ante los medios de comunicación tras su declaración en la Audiencia Nacional en el juicio por la primera época del ‘caso Gürtel’. El motivo: la detención ayer de Ignacio González en el marco de una operación sobre corrupción en el Canal de Isabel II. La portavoz del PP en el ayuntamiento de la capital no ha podido contener la emoción y se ha puesto a llorar.

Aguirre, tras dos horas y media respondiendo como testigo a las preguntas del tribunal, ha atendido a los periodistas que la esperaban a la salida de la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares. Y lo ha hecho para asegurar que para ella ha sido “una gran satisfacción venir a declarar como testigo” en un asunto que lleva “muchísimos años” abierto. Para la expresidenta madrileña “es un día verdaderamente triste, un día en el que estoy conmocionada” por la mencionada detención de Ignacio González, ya que ella puso su “confianza” en el que fuera su ‘número dos’. Tal es así que ha señalado que las noticias en torno a este tema son un “palo muy relevante”.

Dicho esto, Aguirre ha presumido de que “jamás nadie me ha podido acusar de haber hecho alguna cuestión incorrecta”, momento en el que ha roto a llorar. Con lágrimas en los ojos y con la voz quebrada la portavoz del PP en el consistorio ha asegurado que “para mí sería lo de Ignacio González sería algo muy lamentable”. Tras estas palabras se ha ido sin responder a las preguntas de los periodistas.

Esta mañana la expresidenta madrileña rompía su silencio sobre la detención de González en una entrevista a la COPE en la que reconocía el dolor por esta noticia y aseguraba estar “absolutamente conmocionada” por lo que ha calificado de “mazazo”. Asimismo, salía en su defensa, ya que está “convencida de que no ha podido hacer semejante cosa”. Entre otros delitos, el hombre de confianza de Aguirre está acusado de presunta prevaricación, malversación, cohecho y organización criminal.

“Si es culpable, conmocionadísima, y si es inocente, también. Le espera un calvario de años”, ha dicho la ‘lideresa’, que ha reiterado que “cuando haya alguna información le podré contestar a esa pregunta”, en alusión a si dimitirá.

En su declaración ante el tribunal por el juicio del Gürtel Esperanza Aguirre ha defendido que Alberto López Viejo “no era una persona de mi confianza” y que cuando ella le conoció ya se ocupaba de los actos en el PP nacional. Asimismo ha negado que llevara la logística de los actos. “No me he ocupado nunca de ello”. La expresidenta autonómica no ha desaprovechado la ocasión para presumir una vez más de que ella destapó la Gürtel “sin saberlo” y ha dicho que ella no ha tenido ninguna relación con Francisco Correa.

Rajoy, “encantado” de declarar

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado que afronta con “absoluta normalidad” su citación como testigo para declarar en el ‘caso Gürtel’. Minutos antes de clausurar la asamblea de la CEOE, el líder del PP ha explicado que “yo llevo diciendo durante mucho tiempo que cumplir la ley y hacer caso de las resoluciones de los tribunales es algo obligado para todos” e iré “encantado a responder a lo que tengan a bien preguntar y aclarar lo que quieran aclarar”. Y es que, para el jefe del Ejecutivo “es un acto de pura normalidad” y está dispuesto a declarar “como me digan los tribunales”. “Estaré a lo que me diga el tribunal”.

Rajoy no ha querido comentar el cambio de criterio del tribunal, que ha rechazado en varias ocasiones que tenga que declarar en el juicio por la primera época de esta trama