Aguirre deja en el aire su dimisión y defiende a Ignacio González

Esperanza Aguirre, expresidenta de la Comunidad de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha roto su silencio sobre la detención este miércoles del que fuera su ‘mano derecha’ y sucesor al frente de la Comunidad, Ignacio González. Y lo ha hecho en una entrevista en la COPE camino de su cita en la Audiencia Nacional para declarar como testigo en el juicio por la primera época del ‘caso Gürtel’.

La expresidenta madrileña ha afirmado estar “absolutamente conmocionada” por las noticias sobre la detención de González. “Si lo ha hecho para mí es un disgusto, un mazazo, algo que me deja verdaderamente conmovida”, ha dicho Aguirre, que ha señalado que se trata de una persona “a la que he dado mi confianza”. Tal es así que está “convencida de que no ha podido hacer semejante cosa”.

En concreto, Ignacio González está acusado de los presuntos delitos de organización criminal, prevaricación, malversación, cochecho, fraude, blanqueo y falsificación documental.

Esperanza Aguirre ha advertido de que si resulta que el que fuera su ‘número dos’ es inocente, que “puede ocurrir”, ha dicho, “también me conmueve el calvario que está pasando y el que le queda por pasar”. Y es que ha recordado que ella testifica este jueves por la primera época del Gürtel, que va desde 1999 hasta 2005. “Han pasado tantos años que la gente ya se ha olvidado de qué se les acusa, de si son culpables, de qué es lo que hay”, ha afirmado la popular, que acude a esta cita para “colaborar con la justicia”.

Dicho esto, Aguirre ha presumido de que “nadie discute que jamás me he llevado un duro” ni ha favorecido a nadie. Algo que reconocen “hasta los de Podemos” y ha negado que vaya a presentar su dimisión, tal y como apuntaba un rumor en la tarde de ayer. “Cuando tenga más información le diré algo”, ha respondido preguntada al respecto, tras lo que ha insistido en su conmoción por lo sucedido este miércoles.

“Si es culpable, conmocionadísima, y si es inocente, también. Le espera un calvario de años”, ha dicho Aguirre, que ha reiterado que “cuando haya alguna información le podré contestar a esa pregunta”, en alusión a si dimitirá.

La defensa de Esperanza Aguirre a Ignacio González choca con el “perdón” que pidió por el “error” de haber confiado en Francisco Granados. En una rueda de prensa de urgencia convocada en 2014 tras la detención del que fuera su ‘número tres’, la ‘lideresa’ marcó distancias con este último.

“No puedo ni quiero eludir la responsabilidad que me corresponde en los nombramientos del señor Granados para cargos de alta responsabilidad en el partido y en el Gobierno de la Comunidad de Madrid”, afirmó Aguirre, que remarcó que “hace ya más de tres años que perdí la confianza en él, pero en ningún momento tuve la menor sospecha de que estuviera utilizando sus cargos para enriquecimiento personal”.

La expresidenta madrileña insistió en pedir “perdón” a los madrileños por “el error cometido al haber depositado mi confianza en este señor”. Y es que, Aguirre afirmó ese día estar “muy abochornada” por todo lo sucedido en torno a Granados.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA